Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sotheby’s subastará el primer cartel de la historia del cine

La litografía fue diseñada por el artista francés Henri Brispot para promocionar una de las iniciales proyecciones públicas de los hermanos Lumière en 1895 en París

Sothebys
Imagen facilitada por Sotheby's del primer cartel, realizado en 1895, para promocionar el cine de los hermanos Lumière. EFE

El 28 de diciembre de 1895, el Salón indio del Grand Café de París acogía la primera proyección de cine de pago. De esta velada histórica, durante la que se dio a ver públicamente durante 20 minutos 10 películas de los hermanos Lumière, entre las que se encontraba la mítica La salida de la fábrica o El regador regado, nació el primer cartel de cine jamás realizado. Sotheby´s lo subastará, junto a otros 164 antiguos afiches, el próximo 28 de agosto.

La litografía, diseñada por el artista francés Henri Brispot en el puro estilo gráfico característico de la belle époque, será puesta a la venta por 40.000 euros y se espera que alcance los 67.000. En ella se puede observar a una multitud congregada delante del Salón indio del célebre café del Boulevard des Capucines —ahora Hotel Scribe—, vigilada por dos policías, mientras que en un primero plano, un guardia intenta cortar el paso a un cura. La agitación que provoca el evento es palpable. Las mujeres lucen sus mejores trajes y tocados, los hombres, sombreros de copa y monóculos.

El programa de la proyección del 28 de diciembre de 1895 en el Grand Café.
El programa de la proyección del 28 de diciembre de 1895 en el Grand Café.

Una exposición organizada por el Grand Palais, en 2015, relataba que si bien la primera proyección reunió apenas 33 espectadores, rápidamente el boca a boca, unido al entusiasmo que provocó la visión de esas imágenes en movimiento, obligó a los hermanos Lumière a multiplicar las proyecciones, con lo que llegaron a alcanzar la cifra de 2.500 espectadores por día. "Ese espectáculo nos dejó a todos con la boca abierta, aturdidos y sorprendidos. Cuando terminó la representación, fue un delirio, cada uno de nosotros se preguntaba como habían podido obtener semejante resultado", escribió George Meliès tras asistir a la primera proyección. Solo unos meses antes, en febrero de 1895, Louis y Auguste Lumière habían registrado la patente del cinematógrafo y entraban para siempre en la historia dando vida al séptimo arte. 

Más información