Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado un pene de oro en una excavación arqueológica en Zaragoza

La pieza, fechada entre los siglos I y II, es un colgante de 1,5 centímetros de longitud

El amuleto fálico de oro encontrado en la excavación de Uncastillo (Zaragoza).
El amuleto fálico de oro encontrado en la excavación de Uncastillo (Zaragoza).

La campaña de excavación en el yacimiento de Los Bañales, en la localidad zaragozana de Uncastillo, ha sacado a la luz un amuleto fálico de oro de época tardo Imperial (siglos I o II). Se trata de un colgante de 1,5 centímetros, "singular por su temática y por el material con el que está hecha", informa en su cuenta de Facebook la web Comarca de las Cinco Villas, que agrupa a 31 municipios de la zona y colabora en la excavación. La pieza ha sido localizada en una habitación de una casa "de la zona pobre de la ciudad, que tiene una superficie de 24 hectáreas y de la que se está excavando en su zona norte".

Nuria Asín, del departamento de Comunicación de la entidad pública Comarca de las Cinco Villas, financiada por el Gobierno de Aragón, ha explicado por teléfono a este periódico que el yacimiento de Los Bañales "es un proyecto que lleva 10 años y en el que se hacen varias campañas al año". Este antiguo asentamiento romano "tiene el valor de estar situado entre la línea que unía Caesar Augusta (Zaragoza) y Pompaelo (Pamplona)", según Asín. En cuanto al número de habitantes que pudo tener, por lugares similares se calcula que vivieron unas 2.000 personas. La ciudad tuvo su esplendor entre el siglo I antes de Cristo y finales del II.

"En un principio creímos que se trataba de una cornucopia, habitual es la iconografía de la época, pero luego vimos que era un pene de oro, también singular, porque los amuletos solían hacerse de bronce", ha explicado Javier Andreu, director de la excavación y del proyecto pedagógico de Los Bañales. La figura va acompañada de un puño cerrado. “Esta combinación se utilizaba como amuleto contra el mal de ojo, era el símbolo de la buena suerte”, ha añadido.

El colgante fue hallado por María Campoy, una de las 37 estudiantes de diferentes partes del mundo que han recibido una beca este verano para excavar en la zona, una oportunidad que se da a futuros arqueólogos y en la que colabora la Comarca de las Cinco Villas. En la excavación, que recibe unas 4.000 visitas al año, están trabajando estadounidenses, chilenos, venezolanos.

Los patrocinadores de la excavación son, además de la Comarca de las Cinco Villas, la Fundación Uncastillo, entidad sin ánimo de lucro, los ayuntamientos de Layana, Sádaba, Biota y Uncastillo, y también cuenta con el apoyo de la Universidad de Navarra.

Hace unos días se halló en la misma excavación otra pieza de oro singular, un fragmento de un pendiente con lo que parece ser una esmeralda. La aparición de oro en esta zona desvela "la importancia de la ciudad en aquellos años", ha subrayado Andreu, ya que el yacimiento más próximo de este metal se situaba en los Pirineos.

Estas piezas y la labor realizada en este yacimiento se podrán contemplar en una jornada de puertas abiertas el próximo domingo, 22 de julio. Todo ello se completará con la realización de diferentes talleres de cantería, cerámica, acuñación de monedas y de arqueología para niños.