Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centro Botín invirtió 10,5 millones en su primer año

El número de visitantes superó las 227.000 personas

La Fundación Botín realizó unas inversiones de 19,4 millones de euros el año pasado, en el que se produjo la inauguración del Centro Botín (23 de junio de 2017), el proyecto más importante de la institución en sus 54 años de historia. Del total de la inversión, 10,5 millones se destinaron precisamente a dicho centro para sufragar las exposiciones y otras actividades. Otros 3,4 millones corresponden a la finalización de las obras y que se suman a los 16 del año anterior. No obstante, la Fundación no tiene cuantificado el monto total, según ha manifestado su director general, Íñigo Sáenz de Miera en la presentación de la Memoria de 2017. Los restantes cinco millones se repartieron en los programas de ciencia, educación y desarrollo rural.

Para Sáenz de Miera, la apertura del centro “marca un nuevo comienzo en la misión de la Fundación Botín de contribuir a la generación de desarrollo social, económico y humano no sólo en Cantabria, sino en toda España e incluso más allá de nuestras fronteras". En ese sentido, destaca la primera exposición en España de Carsten Höller; la dedicada a los dibujos de Goya y la retrospectiva de la obra de Julie Mehretu.

En 2018, el Centro Botín mantiene el nivel expositivo con la primera muestra sobre el proceso creativo de Miró a nivel internacional o la nueva sala “Retratos: Esencia y Expresión” con obras de la colección de arte de Jaime Botín.

Todo esto ha llevado al Centro Botín a ser visitado por 227.203 personas, de las cuales 204.233 accedieron a las exposiciones y 22.790 participaron en sus actividades culturales y formativas en su primer año, según Sáenz de Miera, que reseñó como ejes básicos de la fundación la eficiencia, la innovación y la colaboración.

Este trinomio, explicó, es la clave de su programa Educación Responsable, una iniciativa creada en 2006 para mejorar la calidad de la educación con la introducción de la inteligencia emocional, social y el desarrollo de la creatividad en las aulas. De ellas, ya se benefician 125.000 estudiantes y cuya internacionalización se ha afianzado en 2017 con 12 nuevos centros en Uruguay y otros cuatro en Chile que, sumados a los que ya participan en siete comunidades autónomas españolas, conforman una red de 254 colegios e institutos. La Fundación Botín y la OCDE trabajan ya en hacer de este programa una experiencia aprovechable para otros países europeos.

En el ámbito científico, la Fundación Botín mantiene desde hace más de una década un compromiso con la transferencia tecnológica para lograr que los resultados de la investigación científica española lleguen a la sociedad. En 2017 ha apostado por un sistema de trabajo colaborativo que ha permitido consolidar un nuevo modelo de impact-investment multiplicando, además, la eficiencia de los recursos invertidos por la Fundación Botín en proyectos científicos mediante el programa Mind the Gap, iniciativa de fomento del emprendimiento biotecnológico, que en 2017 ha contado con el apoyo de cuatro grupos inversores privados que, junto a la Fundación Botín, han movilizado un capital de tres millones de euros para financiar un mínimo de seis proyectos de I+D+i. Mind the Gap cierra el 2017 con cinco compañías que alcanzaron una facturación conjunta de 1,2 millones, lograron captar 1,3 millones de euros de capital privado y mantuvieron 48 puestos de trabajo.

En el terreno social, Sáenz de Miera ha destacado el programa Talento Solidario como una referencia en el sector también por su carácter innovador y por su apuesta decidida por la colaboración, gracias a la cual un tercio de sus fondos provienen ya de acuerdos con otras instituciones, como Caja Navarra y las fundaciones Tatiana y Mahou San Miguel. Este programa, cuyo principal objetivo es impulsar y dinamizar la profesionalización del sector no lucrativo en España, cuenta con una red formada por 230 organizaciones sociales.