Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julian Lage: un guitarrista extraordinario

El nuevo álbum del músico recibe una calificación de 9 sobre 10

Julian Lage, en una imagen promocional.
Julian Lage, en una imagen promocional.

Se veía venir desde hace años, pero este disco despeja cualquier duda al respecto: Julian Lage es el gran relevo de la primera división de la guitarra en el jazz. Porque hay muchos, muchísimos guitarristas extraordinarios en la escena, muy diferentes entre sí, y algunos de ellos realmente innovadores, pero Lage aglutina una serie de cualidades que podrían situarlo en poco tiempo a la altura de lo que representaron los tres nombres más relevantes del instrumento en las últimas décadas: Bill Frisell, John Scofield y Pat Metheny. Cierto, parece una exageración, pero escuchen Modern Lore antes de escandalizarse.

Julian Lage: un guitarrista extraordinario

Artista: Julian Lage

Disco: Modern Lore (Mack Avenue / Distrijazz)

Puntuación: 9 sobre 10

¿Por qué Lage y no otros? Para empezar, porque ha formado un grupo que desprende el magnetismo de las grandes formaciones: equilibrado, empático y representativo de lo que quiere contar, todo ello con la medida exacta. Este disco no es un catálogo de exhibición, ni una sucesión de temas e improvisaciones sin más pulso que el de los músicos implicados, sino un compendio de piezas redondas, casi perfecto, en que cada tema dice todo lo que quiere decir, con elocuencia, pero sin un solo compás superfluo. Esto mismo es extensible al trío, completado por dos titanes del jazz actual como el contrabajista Scott Colley y el percusionista Kenny Wollesen, que junto a Lage desarrollan los temas como si fuesen uno, sin egos o aportaciones a media asta. Uno para todos y todos para uno.

Esto hablando solo del trío y de este último registro, pero si observamos la carrera del guitarrista en el último lustro, está claro que no ha dado un paso en falso. Modern Lore es la punta de lanza de un puñado de discos fabulosos que han ido allanando el terreno para el momento que vive. Después de unos años de calentamiento en el grupo del legendario Gary Burton, Lage se lanzó a su carrera como líder con un par de discos poco relevantes, y enseguida llegó la escalada a la cima mediante excelentes álbumes a dúo junto a Fred Hersch o Nels Cline, un fascinante álbum acústico en solitario (World’s Fair), las primeras grabaciones con Colley y Wollesen y, recientemente, el primer disco del nuevo cuarteto de Cline, del que Lage es miembro irreemplazable.

Todo ello ha hecho que Julian Lage crezca hasta alcanzar ese momento mágico en que un jazzista suena nuevo y excitante y, al mismo tiempo, completamente maduro. No solo en sus composiciones o su propio estilo como guitarrista, sino en el concepto de su música. Porque todo en Modern Lore suena unificado (que no uniforme), equilibrado y, algo muy importante: accesible. Su música traspasa las fronteras del jazz, por un lado, y del mainstream, por otro, sin llegar a salirse de una cosa ni de la otra. Esa es la clave definitiva para su trascendencia: hay muchos grandes guitarristas de jazz, pero Lage tiene todo para gustar a cualquiera que quiera escuchar a un grupo extraordinario. Sin más etiquetas que esa.

Más información