Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espectáculo de danza ‘La desnudez’ se alza con tres Max en unos premios muy repartidos

La gala de los galardones teatrales reivindica una política de Estado para la cultura

Foto de familia de los galardonados en la gala de los Premios Max de las Artes Escénicas, celebrada en Sevilla.

Las artes escénicas desplegaron la alfombra roja este lunes en Sevilla para entregar sus galardones, los Premios Max. Lo hicieron con una clara reivindicación del sector. “Pedimos el compromiso de una política de Estado para la cultura y un compromiso real con el derecho de autor”, aseguró el presidente de la Fundación de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón, quien mostró la satisfacción del sector por volver a contar con un Ministerio de Cultura, recuperado por el Gobierno del socialista Pedro Sánchez. “Lo hemos acogido con esperanza”, añadió, dirigiéndose al nuevo ministro, José Guirao, presente en una ceremonia celebrada en el recién inaugurado Cartuja Center Cite.

En una 21º edición con los premios muy repartidos, el espectáculo de danza La desnudez se alzó con tres manzanas enmascaradas (mejor intérprete masculino de danza, mejor espectáculo de danza y mejor coreografía). Los principales premios recayeron en Borja Ortiz de Gondra (mejor autoría teatral), el espectáculo de máscaras y sin texto Solitudes, de Kulunka Teatro (mejor espectáculo de teatro); Julio Manrique (mejor dirección de escena); Nacho Sánchez (mejor actor protagonista); y Pilar Gómez (mejor actriz protagonista).

El presidente de la SGAE también quiso poner el foco en la figura femenina al señalar que solo el 18% de las obras está escrita por mujeres y que solo un 22% son dirigidas por ellas. “Debe haber más mujeres”, reclamó. También hubo momentos para pedir la bajada del IVA cultural, así como la libertad de expresión en la cultura y la derogación de la denominada ley mordaza. “No a las leyes que pongan barreras a la creación”, aseguró Israel Solá, director de Fairfly, galardonada con el espectáculo revelación.

La mayor ovación del público se la llevó el dramaturgo, director y pedagogo teatral valenciano José Sanchis Sinisterra, distinguido con el Max de honor. “Creo que es un reconocimiento a haber permanecido fiel a esta actividad”, aseguró el premio Nacional de Teatro en 1990. En él se reconoce “su inmensa trayectoria, su compromiso social y su carácter emprendedor”. Con más de 40 obras estrenadas, tres espacios escénicos fundados, cientos de talleres y clases magistrales impartidas y 15 premios, el Max coincide con sus 60 años de profesión y el estreno de su última obra, El lugar donde rezan las putas.

La gala, celebrada en la capital andaluza por tercera vez, fue un continuo homenaje a los espectadores con menciones al papel “fundamental” que juegan en las artes escénicas. “La peor pesadilla de un actor es encontrarse con el teatro vacío”, aseguró la actriz y presentadora de la gala, Cristina Medina. En agradecimiento a ese papel de los espectadores, como novedad, este año se entregó por primera vez el premio del público, que recayó en la obra Joc de xiquetes (Juego de niñas), escrita y dirigida por Adrián Novella para la compañía teatral valenciana Bullanga. Así se valora el espectáculo favorito de esta temporada para los aficionados. Casi 5.000 personas han votado a través de la web y de una aplicación móvil.

Otro de los galardones que ya se había hecho públicos en las últimas semanas era el de carácter social a Danza Mobile, una entidad sevillana que trabaja para el desarrollo integral de las personas con discapacidad a través de las distintas vertientes del arte.

Todos los premiados

Todos los premiados

  • Mejor espectáculo de teatro: Solitudes, de Kulunka Teatro.
  • Mejor espectáculo revelación: Fairfly, de La Calòrica y Teatre Tantarantana.
  • Mejor espectáculo de danza: La desnudez, de la compañía de Daniel Abreu.
  • Mejor actriz protagonista: Pilar Gómez, por Emilia (Mujeres que se atreven, 1ª parte).
  • Mejor actor protagonista: Nacho Sánchez, por Iván y los perros.
  • Mejor dirección de escena: Julio Manrique, por L’ánec salvatge.
  • Mejor autoría teatral: Borja Ortiz de Gondra, por Los Gondra (una historia vasca).
  • Mejor autoría revelación: Joan Yago, por Fairfly.
  • Mejor adaptación o versión de obra teatral: Ángel Solo y Adolfo Fernández, por En la orilla.
  • Mejor espectáculo musical o lírico: Tic- tac, del Institut Valenciá de Cultura (IVC) y Diputació de Valencia.
  • Mejor espectáculo de calle: Meeting point, de Ertza.
  • Mejor espectáculo para público infantil o familiar: Kiti Kraft, de Bambalina Titelles.
  • Mejor composición musical para espectáculo escénico: Luis Cobos, por Solitudes.
  • Mejor coreografía: La desnudez, de la compañía de Daniel Abreu.
  • Mejor diseño de espacio escénico: Elisa Sanz, por Bodas de sangre.
  • Mejor diseño de vestuario: María Araujo, por Ricard III.
  • Mejor diseño de iluminación: Lola Barroso, por Furiosa Escandinavia.
  • Mejor intérprete femenina de danza: Eva Yerbabuena, por Apariencias.
  • Mejor intérprete masculino de danza: Daniel Abreu, por La desnudez.
  • Premio Max de honor: José Sanchis Sinisterra.
  • Premio Max aficionado o de carácter social: Danza Mobile.
  • Premio Max del público: Joc de xiquetes, de Adrián Novella.

Más información