El renacimiento mexicano de Visor

La editorial insignia de la poesía en español abre en México su segunda filial latinoamericana

El editor y distribuidor Roberto Amézquita.
El editor y distribuidor Roberto Amézquita.Oswaldo Ramírez

La editorial Visor, nave nodriza de la poesía en español, ha cambiado su mástil mexicano. De la mano de Círculo de Poesía, un proyecto de gestión cultural pilotado por poetas y dedicado en exclusiva a lo lírico, nace una nueva marca, Visor México, con un doble objetivo. El más inmediato, bucear en el catálogo de más de 1.000 títulos del sello madrileño para, a modo de curaduría, redibujar el canon de lo ya publicado. Y más adelante, empezar una vía de nuevos títulos mexicanos para la colección.

Después de abrir una oficina colombiana en 2014, México, donde ya tenían distribución desde hace décadas, se convierte en la segunda filial latinoamericana en los 49 años de vida del mítico sello comandado por Chus Visor. “La confianza que nos ha depositado es un reconocimiento a nuestra gestión cultural”, apunta Roberto Amézquita, poeta, editor y responsable de la distribución de Valparaíso, la rama editorial de Círculo de Poesía, que con apenas tres años ya ha sacado a la luz 52 títulos mexicanos e internacionales.

“Toda la cadena está compuesta por poetas y eso aporta otra sensibilidad al negocio, otra forma de hablar. Los editores, traductores, el distribuidor y hasta el que conduce la camioneta para los pedidos es un poeta”, añade Amézquita. Nacidos en 2008, Círculo de Poesía comenzó creciendo alrededor de una revista digital vinculada a la Universidad Autónoma de Puebla, donde muchos de sus miembros son profesores. Hoy, están al frente del sello, una agencia literaria, un certamen en alianza con el Gobierno de la capital, un premio anual y hasta gestionan un sistema de becas federales. México es el mayor granero para la literatura en español, y el puerto latinoamericano con más editoriales. Pero a la vez tiene una ratio de una librería por cada 200.000 habitantes y el primer comprador de libros es el Gobierno.

Portada del primer número de la colección
Portada del primer número de la colección

El pistoletazo de salida para la nueva marca ha sido el mexicano Marco Antonio Campos, con el volumen de poemas en prosa Dime dónde, en qué país, publicado en 2009 en España. Los dos siguientes son dos premios Nobel: Antología poética de la polaca Wislawa Szymborska y Bálticos y otros poemas del sueco Tomas Tranströmer. Las ediciones mantienen el diseño sobrio y el emblemático fondo negro de la casa matriz. La única diferencia a la vista es la numeración de la nueva colección que empieza y el logo en la contraportada, con una bandera de México cruzando la S de Visor.

“La idea principal es que esos libros negros maravillosos que nos han formado tanto, tengan mayor difusión en México. Reducir el costo al imprimirlos aquí y utilizar nuestra web como una plataforma de curaduría y de venta online”, señala Mijail Lamas, otro de los poetas y editores del proyecto. Más títulos que ya están en el horno: la poesía completa del italiano Cesare Pavese; una antología poética de Guillaume Apollinaire; otro Nobel, Joseph Brodsky; y dos españoles: Luis García Montero y Joaquín Sabina.

Dos autores del propio Círculo de Poesía ya forman parte del catálogo español. Alí Calderón con Las correspondencias, un cruce de caminos entre personajes históricos como Bernal Díaz del Castillo y la problemática del narcotráfico. Y Mario Bojórquez con la pieza de poesía documental Memorial de Ayotzinapa. Así comenzó la sintonía entre el colectivo mexicano y Chus Visor, cuya primera decisión editorial en 1968 fue publicar Una temporada en el infierno y que, además de editor, fue amigo personal del tótems de la poesía mexicana como Octavio Paz o José Emilio Pacheco. 

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50