Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caos domina la compañía Weinstein

La empresa lanza un comunicado negando que vaya a cerrar, como poco antes había afirmado 'The Wall Street Journal'

El caos domina la compañía Weinstein

El escándalo que estalló hace una semana en Hollywood tras la montaña de acusaciones contra Harvey Weinstein por abuso sexual está haciendo tambalear los cimientos de los estudios de cine y televisión que fundó con su hermano Bob, The Weinstein Company. El seísmo llega hasta el punto de que el poderoso banco de inversión Goldman Sachs está examinando qué hacer con la participación que tiene en el capital de la sociedad. Y en pleno caos, The Wall Street Journal revelaba poco antes de cerrar Wall Street que la compañía contempla vender o incluso cerrar.

“Es poco probable que pueda continuar como una entidad independiente”, afirmaba el influyente rotativo neoyorquino citando a fuentes próximas a la compañía. Bob Weinstein emitió a los pocos minutos un breve comunicado negando este extremo. “Nuestros bancos, socios y accionistas apoyan plenamente la compañía y no es verdad que se esté explorando la venta o el cierre”, asegura. También señala que mantiene los estrenos de Polaroid (22 noviembre), Paddington 2 (12 de enero de 2018) y Grandpa (23 de febrero de 2018), protagonizada "por Robert De Niro", agrega la nota.

“El negocio marcha como siempre conforme la compañía avanza”, concluye el cofundador. No está sin embargo claro cuál va a ser la estructura de gestión, tras el despido forzoso de Harvey Weisntein el pasado domingo. La sociedad y sus ejecutivos, además, pueden afrontar demandas multimillonarias si las investigaciones en curso determinan que hubo una conducta negligente por parte de la dirección, si conocían y ocultaron los actos abusivos del patrón.

Hace días que circula por Hollywood y Wall Street la impresión de que la situación es extremadamente delicada, hasta el punto de que los empleados están hablando de dimitir antes de que la empresa se hunda por completo. La venta se ve, por tanto, como la salida más airosa en este momento para salvarla. Los Angeles Times revelaba en este sentido que hay potenciales interesados que están “volando en círculo”, como si se tratara de un ser moribundo vigilado por buitres.

Weinstein tiene oficinas en Los Ángeles y Nueva York, que emplean a 200 personas. En la industria se comenta que la situación es extrema y dudan que en estas condiciones pueda operar con normalidad, en contra de lo que indica el comunicado. Las policías de Nueva York y de Londres tiene investigaciones en curso porque que en cuatro casos de habló de violación. Que se sepa, en el consejo de administración permanecen aún Bob Weinstein, Tarak Ben Ammar y Lance Maerov. La sociedad evita dar detalles precisos.