Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penélope Cruz lamenta el “abuso de poder inaceptable” de Harvey Weinstein

La actriz ganó el Oscar con 'Vicky Cristina Barcelona', película que distribuyó en Estados Unidos la empresa del productor

El productor Harvey Weinstein y Penélope Cruz, en una gala en Nueva York, en 2008.
El productor Harvey Weinstein y Penélope Cruz, en una gala en Nueva York, en 2008. Getty Images

Durante casi una década, Penélope Cruz ha trabajado con Harvey Weinstein en películas como Nine o Vicky Cristina Barcelona. Con el filme de Woody Allen, distribuida en EE UU por The Weinstein Company, la actriz vivió una de las grandes campañas para los Oscar del hoy repudiado productor, interesado también en que la española ganara la estatuilla porque participaba en el reparto de su musical Nine. “Yo, desde luego, he recibido una lección de promoción. En esto Harvey es muy bueno”, contaba en 2009, a unos días de lograr el galardón a mejor intérprete de reparto. Weinstein ha sido acusado por más de 30 mujeres, entre actrices, periodistas y colaboradoras, de abusos sexuales y violación en un caso que ha conmocionado Hollywood. Tanto la policía neoyorquina como la londinense han abierto sendas investigaciones para dilucidar si hay delito en el comportamiento del cineasta, y si los casos no han prescrito judicialmente.

Hoy, Cruz ha lanzado este comunicado en Estados Unidos, sumándose así a voces como las de Meryl Streep, George Clooney, Jennifer Lawrence, Gwyneth Paltrow, Judi Dench o Kate Winslet que han rechazado el comportamiento del productor. Julia Roberts, incluso, según ha informado The Hollywood Reporter, se ha ofrecido a ayudar con recursos económicos a las víctimas. La actriz española ha dejado clara su opinión: “Las historias que han salido a la luz en los últimos días sobre Harvey Weinstein me han producido una mezcla de asombro y profunda tristeza. Evidentemente, yo no conocía ese lado suyo. Hemos trabajado juntos en diferentes películas y aunque él siempre fue respetuoso conmigo y nunca fui testigo de semejante actitud, necesito expresar mi apoyo a las mujeres que han sufrido experiencias tan horribles. Han mostrado una gran valentía denunciándolas. Ese tipo de abuso de poder es totalmente inaceptable. Todos nosotros, hombres y mujeres, necesitamos inspirar en generaciones futuras el valor del respeto por los demás”.

Weinstein estuvo detrás de los primeros pasos de la madrileña en Hollywood, con películas como Todos los caballos bellos y La mandolina del Capitán Corelli, hasta su estrellato con Nine una década más tarde. Era lógico, porque a inicios del siglo XXI Weinstein aún dirigía Miramax, y por tanto reinaba en el cine indie y de autor estadounidense. La actriz, que ya había sido candidata por Volver, y retornó a los Oscar al año siguiente con Nine, le dedicó el premio a Pedro Almodóvar, Bigas Luna y Fernando Trueba, antes de mencionar a Weinstein, que la consideraba una de sus jóvenes apuestas. En aquella alfombra roja, Weinstein dijo a EL PAÍS: “Penélope crece cada día, ha hecho la mejor interpretación del año y se merece el Oscar. Es amiga mía desde hace 12 años y os va a llevar la estatuilla a España este año”. Acertó, muestra más de su poder, hoy cercenado por sus numerosos abusos sexuales, que de sus dotes de pitoniso.