Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronald Kay, el texto y la visualidad

Poeta, artista, ensayista y editor nacido en Alemania, pasó casi toda su vida en Chile, donde falleció el pasado jueves

El pasado jueves, 21 de septiembre, falleció en Santiago de Chile Ronald Kay, nacido en Hamburgo en 1941. Poeta, artista, ensayista y editor, fue el autor del influyente texto Del espacio de acá. Señales para una mirada americana (1980), que trascendía el análisis libre de la obra de Eugenio Dittborn para ejercer como modelo rupturista de escritura sobre el arte, Kay destacó como un innovador dentro del género textual asociado siempre a la visualidad.

Hijo de madre chilena, vivió en el país sudamericano desde 1947. Allí comenzó sus estudios en Derecho, y estableció amistad con el cineasta Raúl Ruiz. Abandonaría puntualmente Latinoamérica en 1960, año en el que se instaló en Oxford, ciudad que enriquecería su bagaje cultural desde el teatro (con autores como Moreau o Jean Cocteau), el cine (campo en el que le impactaron las películas de John Cassavettes), y la historia, asistiendo a un curso de Isaiah Berlin. De vuelta en Chile, y en paralelo a la sustitución del aprendizaje de leyes por la facultad de filosofía, comenzó a escribir poesía, que apareció publicada por primera vez en la revista Anales, de la Universidad de Chile, en 1966.

Otros poemas suyos de este periodo no verían la luz hasta el año 2000, con la recopilación titulada Deep Freeze. En 1968 se casó con la artista Catalina Parra, hija del poeta Nicanor Parra, y con ella se instalaría por un periodo de cuatro años en Alemania, donde acabaría un posgrado en la Universidad de Constanza que incidiría en su visión acerca de la fusión entre palabra y gráfica. Tras su regreso a Chile, en 1972, se incorporó al Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile, que tras el golpe de Estado del 73 se erigió como un espacio privilegiado para la intelectualidad chilena. Uno de los primeros productos de resistencia fue la revista Manuscritos, editada por él en 1975, desde entonces referencia por su experimentalidad y labor creativa del proceso de diseño e impresión, que situaba en el mismo nivel de importancia texto y gráfica. Tan solo se editó un número, tras ser clausurada por el consejo directivo de la universidad, dejando huérfanos textos ya preparados de autores como Enrique Lihn y Juan Luis Martínez.

Durante los setenta y los ochenta mantuvo su actividad en el campo del pensamiento crítico, con una serie de publicaciones enmarcadas bajo la marca V.I.S.U.A.L., y la publicación de textos como Variaciones Ornamentales (1979) o el citado Del espacio de acá, que fueron tan influyentes en el ámbito cultural chileno como su profundización en la obra de Walter Benjamin.

En 1980 conoció a la bailarina y coreógrafa Pina Bausch, con quien fue a vivir a Alemania y con quien, un año después, tuvo un hijo, Rolf Solomon. Desde su nueva residencia, en Wuppertal, continuó participando en el mundo editorial, hasta el fallecimiento de Bausch, en 2009, año en el que regresó definitivamente a la capital de Chile. En sus últimos años, cada vez más retirado de la vida pública, su alta figura, siempre vestida con un abrigo y sombrero negros, únicamente se hacía visible en algunos eventos artísticos, como la presentación de su edición del libro de poesía visual de Juan Luis Martínez Aproximaciones del principio de incertidumbre de un proyecto poético (2010), su libro de poemas Un matiz más blanco de lo pálido (2012), su ensayo sobre la obra del escultor Lorenzo Berg, Lorenzo Berg: un origen (2014), y una nueva publicación junto a Raúl Zurita, que ha quedado inconclusa. Ronald Kay, el intelectual que más hizo durante la época dictatorial por publicar e innovar en el sector ensayístico, falleció el 21 de septiembre, diez días después del recuerdo del golpe de Pinochet, tras una larga lucha contra el cáncer.