Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benjamin Black gana el RBA de novela negra

El 'alter ego' criminal de John Banville, premiado por ‘Pecado’

John Banville, anoche durante el acto de proclamación del Premio RBA de Novela Negra.
John Banville, anoche durante el acto de proclamación del Premio RBA de Novela Negra.

El undécimo premio RBA de Novela Policíaca se ha revestido muy convenientemente de relato de misterio al recaer el galardón en un escritor que técnicamente no existe: Benjamin Black.

Efectivamente, el seudónimo con el que firma sus novelas de género policiaco el prestigioso escritor irlandés John Banville (Wexford, 1945) fue proclamado anoche en Barcelona, en el marco de la tradicional y multitudinaria fiesta en la sede de RBA que abre el curso literario, ganador del premio. Lo recibe por la novela Pecado, sobre la investigación del asesinato de un cura católico en la Irlanda rural de los años cincuenta.

Banville explicó que es una historia muy negra que “trata sobre las acciones profundamente oscuras cometidas por un sacerdote y las personas que lo encubrían, y las consecuencias que tuvieron que sufrir los que les rodeaban”.

"La novela negra, por violentos que sean los hechos que describe, nos brinda un ápice de orden en un mundo desordenado”.

La novela ganadora llegará a las librerías el 11 de septiembre (publicada por RBA). Las novelas de Benjamin Black las publicaba en España desde 2007 Alfaguara, editorial que en 2012 incorporó a su catálogo a John Banville, que hasta entonces publicaba en Anagrama.

El escritor, todo un gentleman con traje de tres piezas y pañuelo rojo de seda en el bolsillo de la chaqueta, se mostró anoche muy feliz con el premio y señaló que “España ha sido muy buena tanto para Black como para Banville”. Añadió: “Creo que incluso gozo de mayor reputación aquí que en Irlanda”.

Del género que practica como Benjamin Black consideró que “la novela negra, por violentos que sean los hechos que describe, nos brinda un ápice de orden en un mundo desordenado”.

En el discurso de agradecimiento, el escritor recordó que “hace doce años empecé a escribir novela negra por capricho, como una especie de aventura. Imaginé que escribiría una novela negra como Benjamin Black y luego volvería con satisfacción a ser Banville. Las cosas no fueron así. De lo contrario hoy no estaría aquí recibiendo el premio de novela negra más preciado delmundo”.

Pecado, que inicia una nueva serie de Black, arranca en 1957 con el hallazgo del cadáver de un cura católico en medio de un charco de sangre en la biblioteca de Ballyglass House, la casa solariega de los Osborne en el condado irlandés de Wexford (el del propio Banville). Al reverendo Tom Lowless lo han asesinado apuñalándole en el cuello y luego le han cortado los genitales. El inspector Strafford, desgarbado, protestante y abstemio, es enviado por su superior en Dublín, el comisario Hackett, al lugar de los hechos, una morada inhóspita y decadente, con el pretexto de que se ha criado en una buena familia, lo que le ha de facilitar la investigación dada la calidad aristocrática de los implicados. En realidad, el comisario no quiere involucrarse en un caso muy delicado ya que afecta a la Iglesia católica y a una familia importante.

En  'Pecado' un sacerdote católico es asesinado y emasculado en la Irlanda rural

El autor destacó lo interesante de la figura del inspector Strafford, aislado no solo por su condición de policía sino por ser un protestante entre católicos. “Siempre intento escribir novelas negras que sean plausibles, que traten sobre personas reales. Personajes que pudieramos conocer”.

En la rueda de prensa del premio, Banville mostró una gran ironía y sentido del humor, renegando de las redes sociales como Twitter, que coartan, dijo, “ el placer de hablar mal de los colegas en público y que ellos no se enteren”.

De su nuevo libro como John Banville, una especie de secuela de Retrato de una dama de Henry James, apuntó que lo ha escrito en seis meses en una situación como de trance onírico. “Escribir ficción es como soñar”, reflexionó.

En su fallo, el jurado del premio, dotado con 125.000 euros, consideró que con esta novela, “Benjamin Black vuelve a dotar al género policiaco de una calidad literaria excepcional, sin olvidar el sentido del humor ni la denuncia de los abusos de los poderosos sobre los débiles que lo caracterizan”. El premio RBA está dotado con 125.000 euros..

El jurado, formado por Paco Camarasa, Luisa Gutiérrez, Antonio Lozano, Soledad Puértolas y Lorenzo Silva, destacó de Pecado, presentada como Snow bajo el seudónimo (¡del seudónimo!) Colonel Race, “su extraordinaria prosa, puesta al servicio de una gran descripción de personajes, de ambientes y de reflexiones de profundo calado vital”.

Novela negra, Barcelona y la muerte violenta

En una ciudad aún conmocionada por el atentado del 17-A, Banville dijo anoche: “Mucha gente me preocupa por qué la novela negra es tan popular hoy en día. No puedo dar una respuesta simple, pero quizá tenga que ver con el hecho de que en nuestros tiempos la violencia se ha vuelto aleatoria, incoherente, caótica y espantosamente cercana. Como bien sabéis aquí, en Barcelona, la muerte violenta puede sobrevenir en cualquier momento, en la calle, en un restaurante, en nuestros coches. Al hacer frente a tan anárquica amenaza buscamos consuelo en la narrativa, una narrativa que tenga sentido, coherencia”

COMPRA ONLINE 'PECADO'

Autor: Benjamin Black.

Editorial: RBA Libros (2017).

Formato: tapa dura (304 páginas). 

Por 20€ en Casa del Libro