Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Feria del libro más sostenible y con protagonismo de Portugal

El presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa inaugurará la cita con los reyes Felipe VI y Letizia

El embajador de Portugal en España, Francisco Ribeiro de Menezes (2d), junto a la concejal portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (2i), y Reyes Díaz- Iglesias (d), presidenta del Gremio de Libreros y Presidenta de la Feria del Libro de Madrid, durante la presentación este martes de la 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid, que se celebrará del 26 de mayo al 11 de junio con la mirada puesta en el mercado digital y dirigida por primera vez por Manuel Gil (i). Ampliar foto
El embajador de Portugal en España, Francisco Ribeiro de Menezes (2d), junto a la concejal portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (2i), y Reyes Díaz- Iglesias (d), presidenta del Gremio de Libreros y Presidenta de la Feria del Libro de Madrid, durante la presentación este martes de la 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid, que se celebrará del 26 de mayo al 11 de junio con la mirada puesta en el mercado digital y dirigida por primera vez por Manuel Gil (i). EFE

“Algunos lo saben, otros no. Pero todos son gatos. Gatos que leen”. Con esas palabras se refería Ena Cardenal de la Nuez, diseñadora del cartel, a los más de dos millones de personas, madrileños de residencia o durante un rato, que se espera que desde el próximo viernes y hasta el 11 de junio paseen —y lean y compren— por los Jardines del Buen Retiro durante una 76º edición de la Feria del Libro que aspira a ser la más sostenible medioambientalmente y a superar los 8,2 millones que facturó en 2016. El país invitado esta vez es Portugal y la conferencia inaugural correrá a cargo del intelectual Eduardo Lourenço, que hoy martes cumple 94 años. El embajador portugués en España Francisco Ribeiro de Menezes dijo en la presentación de la feria que el compromiso de su país al participar va muy en serio y que, como muestra de ello, el presidente de la república Marcelo Rebelo de Sousa y Luís Filipe de Castro Mendes, su ministro de Cultura —y poeta—, acompañarán a los monarcas Felipe VI y Letizia en la visita que abrirá oficialmente la cita.

Es su primera edición como director y Manuel Gil Espín no va a remover ningún cimiento de una feria que en 17 días registra un tránsito parecido al de los principales museos del país en todo el año. “Cuando las cosas se hacen bien hay que copiarlas”, dijo literalmente en rueda de prensa, y en la FIL de Guadalajara (México) se ha basado para imponer un proyecto que repare el daño al medioambiente que causan los camiones descargando a diario mercancía que circulan por el parque de El Retiro. Van a medir la huella de carbono y las emisiones de gases invernadero y, para compensar su impacto, repartirán unos 1.200 cepellones entre los visitantes para que planten nuevos árboles. Se han procurado mejoras en la accesibilidad para discapacitados y una rotulación interior más visible de las casetas (con los toldos bajados resultaba complicado discernir en cuál se estaba), que además contarán con conexión a Internet mediante fibra óptica.

La 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid contará con 367 casetas y 488 expositores (24 organismos oficiales, 24 distribuidores, 63 librerías especializadas, 53 librerías generales y 324 editoriales).  La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, declaró durante la presentación que era un deber municipal apoyar todos los cauces que hacían que Madrid estuviera a la cabeza de los índices lectores nacionales. Además de a esta feria, se refirió a su intención de reforzar los puestos de la Cuesta de Moyano y de abrir más bibliotecas y celebró la presencia de Madrid este año en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara

Si se tienen en cuenta las firmas de autores, hay programadas más de 5.000 actividades culturales, entre las que cabrán homenajes a Gloria Fuertes, José Luis Sampedro, Miguel Hernández y a la Universidad de Salamanca, decana de las españolas, que celebra su octavo siglo de vida.

Portugal, partiendo del libro, pretende acercar otras formas artísticas y, en palabras del embajador, “despertar tanto interés que nos sintamos compelidos a visitar el país”. 22 escritores portugueses y siete más lusófonos pasarán por la feria; consagrados como Dulce Maria Cardoso, Gonzalo M. Tavares o Nuno Júdice y otros de generaciones posteriores, pretendiendo el reflejo más fiel posible de su realidad cultural. También habrá tributo a las efigies de la literatura portuguesa que son José Saramago, Fernando Pessoa, Eça de Queiros o Lobo Antunes. El que fuera primer ministro Francisco Pinto Balsemão, fundador del diario Expresso, conversará con Juan Luís Cebrián sobre periodismo y su papel en la cultura.

Digitalización, fomento de la lectura entre jóvenes y big data

Se pueden comprar libros electrónicos en cualquier caseta durante la feria aunque no sea lo habitual precisamente porque el consumidor de esos formatos no busca acercarse al intermediario, mirar o tocar lo que va a leer, opina Gil Espín. Para el director esta es y seguirá siendo eminentemente una feria de libros de papel y la irrupción de la tecnología se producirá de momento solo en forma de pantallas que informan de la agenda y de tótems electrónicos donde se podrán realizar consultas. Habrá debate, eso sí, sobre cómo hacer de Internet un acicate al fomento de la lectura para los jóvenes, con un programa diseñado específicamente para ellos que contempla desde concursos de escritura a encuentros con quienes desde YouTube actúan como prescriptores de libros. Otra novedad importante para que la feria continúe una racha ascendente, estima Gil Espín, será realizar encuestas de hábitos de lectura y consumo entre los que pasean por El Retiro para compartir el análisis de esos datos para provecho de todos los gremios del libro.