Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El suburbio de Miami de ‘Moonlight’ homenajea a la película con una calle

Un tramo de la Avenida 22 del Noroeste, en el barrio de Liberty City, pasará a llamarse Moonlight Way

Fotograma de 'Moonlight'. Ampliar foto
Fotograma de 'Moonlight'.

Entre las calles de Liberty City, el suburbio marginal de Miami donde transcurre la ganadora del Oscar a mejor película, Moonlight, hay una que desde este martes rendirá homenaje al filme. Moonlight Way será el nuevo nombre de un segmento de la Avenida 22 del Noroeste, que pasa por el conflictivo barrio en el que crece Chiron, el protagonista afroamericano y homosexual de la pelicula de Barry Jenkins. "Esta película refleja realmente cómo muchos de nosotros crecimos y lo que tuvimos que soportar como niños en un barrio pobre", asegura Audrey Edmonson, miembro de la comisión del condado de Miami-Dade que ha promovido rebautizar la calle.

Moonlight, un canto dramático a la vida vivida en libertad y ajena a las imposiciones sociales, cuenta el paso de la infancia a la madurez de un joven cuyo perfil abunda en Liberty City, según Edmonson, que opina que el cambio de nombre atraerá la atención de EE UU a los suburbios y ayudará a acercar a los residentes de Miami con los más pobres. "Esto va dedicado a los niños que todavía viven en este barrio marginal, a los que se dice que nunca llegarán a nada. Muestra que no importa cómo fuiste criado o dónde creciste; siempre puedes llegar a ser alguien", cuenta esta mujer, que creció en este suburbio en el que viven unas 20.000 personas. El tramo de seis manzanas rebautizado está frente al Centro Cultural y Artístico del Patrimonio Africano, donde llegó a estudiar el coguionista de la película, Tarell Alvin McCraney.

Moonlight, que el pasado 26 de febrero ganó el Oscar a la mejor película con el error más clamoroso de la historia de los galardones, tuvo su mejor fin de semana en taquilla tras la victoria: entre el 3 y el 5 de marzo obtuvo 2,3 millones de dólares (2,1 millones de euros) en EE UU. La película, que a día de hoy ha recaudado 27,8 millones de dólares (25,9 millones de euros) en el país, según el portal Box Office Mojo, llegó a la gala de los Oscar como la menos taquillera de las nueve nominadas a mejor película.