Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Norman Foster abre en junio su fundación en Madrid

La institución se inaugurará con un foro sobre el futuro de las ciudades, en el que participarán expertos como el jefe de Diseño de Apple

Palacete del duque de Plasencia, en la calle Monte Esquinza de Madrid, que albergará la Fundación Norman Foster.

La Fundación Norman Foster abrirá sus puertas en la calle del Monte Esquinza de Madrid el 1 de junio, tras la celebración de un foro titulado Future is now, que reunirá en el Teatro Real a destacadas personalidades de la arquitectura, el urbanismo, las infraestructuras, la tecnología y las artes. En él, se abordarán los retos a los que se enfrentará la ciudad del futuro, según anunció ayer la institución.

La organización sin ánimo de lucro está dedicada a la investigación, la educación y la elaboración de proyectos de arquitectura, diseño y urbanismo. “Espero que esta aventura nos permita hacer y pensar las cosas de un modo no tradicional”, explicó anoche Foster (Manchester, 1935) por teléfono desde Nueva York. “Nuestra intención es derribar las barreras entre profesiones y generaciones y acercarnos al diseño de un modo holístico y desde la neutralidad política”. También destacó la importancia de ayudar a los jóvenes “en esta época de incertidumbre global” y de colaborar con profesionales preocupados por el medio ambiente y el entorno urbano. “El futuro de nuestras sociedades pasa por repensar las ciudades y afrontar los crecientes problemas derivados de la falta de suministro de agua potable y energía a vastas porciones de la población mundial”.

El patronato de la institución también comunicó el nombramiento de su directora, la historiadora de la Arquitectura y comisaria María Nicanor, que ha trabajado en el Victoria & Albert Museum de Londres y en el Guggenheim de Nueva York. “Tenemos temas fascinantes y sobre todo urgentes que tratar”, anunció Nicanor.

Desde 1999, la institución ha ofrecido becas anuales a través del Royal Institute of British Architects para proporcionar oportunidades a estudiantes e investigadores de arquitectura de viajar y llevar a cabo proyectos en torno al urbanismo.

La fundación del arquitecto —premio Pritzker, en 1999, y Príncipe de Asturias de las Artes, en 2009— ha desarrollado un archivo, creado en 2015, para conservar y divulgar su obra. En su prolífica trayectoria de 40 años destacan obras como la cúpula del Reichstag, en Berlín; el aeropuerto internacional de Hong Kong, la torre de Collserola (Barcelona), el puente del Milenio y el nuevo estadio de Wembley, en Londres; la torre Cepsa, en Madrid, o el metro de Bilbao. Su estudio tiene actualmente encomendada la construcción de la sede de Apple en California, entre otros proyectos.

El primer foro de la se celebrará en tres sesiones dedicadas a ciudades, tecnología, diseño e infraestructura. Entre los ponentes destacan el jefe de diseño de Apple, Jonathan Ive, el empresario Michael Bloomberg, Henk Ovink, enviado especial de Asuntos Internacionales del Agua de los Países Bajos, los arquitectos Patricia Urquiola, Neri Oxman y Alejandro Aravena, los pensadores Nicholas Negroponte y Niall Ferguson o los artistas Cornelia Parker y Olafur Eliasson, así como la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. “Acudirán”, resume Elena Foster, esposa del arquitecto y patrono de la fundación, “aquellos que nos han ayudado en múltiples y variadas maneras a llegar hasta aquí”. “Ofrecer a Madrid este Forum, el archivo y el centro de estudios con sus espacios, me llena de orgullo”.

Más de 74.000 documentos

El archivo, que abarca desde la década de los cincuenta hasta la actualidad, posee más de 74.000 documentos, incluyendo dibujos y planos, material fotográfico, maquetas, correspondencia, cuadernos de bocetos y objetos personales. Estudiantes, investigadores y público en general podrán acceder al archivo a través de la web de la fundación.

El primer proyecto desarrollado por la fundación es el Droneport, el primer prototipo de puerto para drones, que fue presentado en la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2016. El Droneport es un nuevo tipo de edificio que puede ser construido por comunidades locales en África y aspira a repartir suministros médicos y otros bienes de primera necesidad en zonas de difícil acceso por falta de infraestructuras.