Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

George Michael, una carrera de éxitos por su música y de escándalos por sus adicciones

Pasó por clínicas de desintoxicación e incluso por la cárcel por sus problemas con el alcohol, las drogas y el sexo

George Michael Ver fotogalería
El cantante británico George Michael es escoltado fuera de Highbury Corner Magistrates Court en Londres REUTERS

La trayectoria de George Michael ha estado jalonada por sus éxitos musicales y por los escándalos en su vida privada, algunos de los cuales han llegado a ser muy públicos. Adicto durante mucho tiempo al alcohol y a las drogas, el pasado año tuvo que ingresar en una clínica suiza para desintoxicarse. El mismo reconoció entonces que se fumaba unos 25 cigarrillos de marihuana al día.

Los problemas de George Michael, una gran estrella del pop que llegó a vender un centenar de millones de discos, vienen de lejos, si bien en los últimos años parecían haberse acrecentado. Estos son algunos de ellos:

En 2011 ingresó en un hospital aquejado de una gravísima neumonía que a punto estuvo de llevarse su vida, como él mismo reconoció. Un año antes, estampó su coche contra el escaparate de una tienda. Conducía bajo los efectos del alcohol y el cannabis. Por ello, el cantante británico pasó por la cárcel de Higpoint en Suffolk (Reino Unido).

Aficionado al sexo anónimo y practicado en lugares públicos, según admitía él mismo, en 1998 George Michael admitió públicamente su homosexualidad. Fue a raíz de que fuera detenido en California por intentar seducir en unos lavabos públicos a un policía de paisano. El cantante respondió a la consecuente polémica realizando un videoclip que concluía con un apasionado beso entre dos hombres vestidos con el uniforme policial.

En más de una ocasión, el cantante defendió su modo de ser, su gusto por el cannabis y sus experiencias con drogas como el crack. "Ni siquiera veo esas cosas ya como una debilidad. Simplemente soy así", afirmó.

En 2009, en una entrevista con The Guardian, el propio George Michael lanzaba una pulla a Elton John por su actitud paternalista: "Elton no estará feliz hasta que yo llame a su puerta a medianoche diciendo 'Por favor, por favor ayúdame, Elton. Llévame a desintoxicarme'. Eso es algo que no va a ocurrir", declaró Michael, que se quejaba de los repetidos intentos de la pareja por ayudarle a superar lo que el propio cantante ni siquiera ve como un problema: su adicción al sexo y su gusto por ciertas drogas.

En 2008 fue detenido en un lavabo público del norte de Londres en posesión de sustancias ilegales de clase A (crack o cocaína) y B (marihuana). En 2007 fue condenado en 2007 a 100 horas de trabajo social y a no conducir durante dos años por conducir bajo los efectos de las drogas.

Más información