Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carrie Fisher, la princesa Leia, se mantiene “estable” tras sufrir un infarto en un avión

La actriz estadounidense de 60 años se encuentra hospitalizada en Los Ángeles

La actriz Carrie Fisher, junto a un soldado imperial de Star Wars.
La actriz Carrie Fisher, junto a un soldado imperial de Star Wars. EFE

El estado de Carrie Fisher, más conocida como la princesa Leia de la saga de La guerra de las galaxias, se mantiene “estable”, confirmó su madre, la también estrella de cine Debbie Reynolds. “El estado de Carrie es estable. Si se produce algún cambio en su estado de salud lo diremos. A todos sus fans y amigos, os agradezco vuestras plegarias y buenos deseos”, indicó la protagonista de Cantando bajo la lluvia en un tweet.

Fisher, 60 años, se encuentra ingresada en el centro médico de la UCLA, en Los Angeles, tras sufrir un paro cardiaco el pasado viernes mientras volaba de Londres a la ciudad californiana. El infarto le sobrevino minutos antes del aterrizaje y pese a la atención inmediata y “agresiva” que le prestaron en el avión algunos pasajeros que volaban junto a ella comentaron que los que la asistieron tardaron más de diez minutos en restablecer sus constantes vitales.

La actriz  llegó al centro médico en estado crítico y horas más tarde fue trasladada de urgencias a la unidad de cuidados intensivos donde sigue con respiración asistida, informó su hermano, Todd Fisher. Según añadió el actor y realizador, todo el mundo está rezando por Fisher. “No sabemos nada nuevo de los médicos. Nada de nada. No hay noticias, ni buenas ni malas”, añadió el menor de los Fisher en unas declaraciones a la revista Variety.

El silencio del centro médico contrasta con las muestras de cariño y preocupación que llegan desde todo el mundo interesándose por el estado de salud de esta actriz, escritora y monologuista. Harrison Ford, su compañero de aventuras en La guerra de las galaxias, hizo público un comunicado en el que expresó su “sorpresa y tristeza” al conocer las noticias sobre su “buena amiga” Fisher. “Nuestros pensamientos están con Carrie, su familia y sus amigos”, añadió. Mark Hamill, más conocido como Luke Skywalker en la misma saga galáctica, fue el primero en utilizar las redes sociales para darle ánimos a la actriz, un sentimiento que se extendió por todo el reparto de la ópera espacial que cambió la historia del cine. Peter Mayhew, más conocido como Chewbacca, dedicó sus plegarias “a la princesa favorita de todos en estos momentos”. Anthony Daniels, C3-PO, añadió eso de “al menos sé lo que quiero estas Navidades: La princesa más querida de la galaxia en perfecto estado cuanto antes”.

Carrie Fisher como Princesa Leia.
Carrie Fisher como Princesa Leia.

Los mensajes de apoyo llegaron a la actriz tanto de los veteranos que trabajaron con ella en las primeras tres entregas de esta saga, La guerra de las galaxias (1977), El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983), como de los más nobeles, parte de la séptima entrega, El despertar de la Fuerza (2015),o de Rogue One este año. Dave Prowse, el hombre que dio cuerpo a Darth Vader, y Billy Dee Williams, el Lando Carlissian de El imperio contraataca, expresaron su preocupación por Fisher, y lo mismo hicieron Riz Ahmed o Alan Tudyk, de la última película de este universo. “Usa la fuerza, cariño”, le dijo Joely Fisher, hermanastra de la actriz, parafraseando una de las constantes de esta saga. Mientras, junto a Fisher en el hospital se encuentran su hija, la actriz Billie Lourd, y su perro de compañía, un bulldog francés llamado Gary Fisher que la acompaña todo el tiempo. Ambos viajaban junto a ella en el vuelo United 935 procedente de Londres cuando sufrió el ataque cardiaco.

Fisher se encontraba en Londres promocionando su último libro, The Pricess Diarist. Como gran parte de sus libros, este también es semiautobiográfico, basado en los diarios de sus comienzos como actriz en una saga que la lanzó al estrellato con solo 19 años y de la que nunca pudo librarse.

Más información