Lin-Manuel Miranda invita a Trump a ver su musical ‘Hamilton’

El artista cree que la obra “enseña que EE UU nació del compromiso de muchos”

El compositor y actor Lin-Manuel Miranda.
El compositor y actor Lin-Manuel Miranda.Jesse Dittmar (Cordon Press)

El estreno en Broadway de Hamilton en 2015 fue la culminación de una carrera, la de Lin-Manuel Miranda. El musical de hip-hop centrado en los padres fundadores de Estados Unidos le consiguió de todo a este compositor, intérprete y actor: premios Tony, Emmy, Grammy. Incluso el Pulitzer. Y Michelle Obama lo definió como la mejor obra de arte que ha visto en su vida. Pero esos eran otros tiempos. En la era Trump y tras el duro discurso que escuchó desde el escenario hace una semana su vicepresidente en el teatro tras ver Hamilton, el musical y su autor son el comienzo de una revolución en defensa de los que no se sienten protegidos bajo el nuevo orden salido de las urnas estadounidenses. “En este país todos deben sentirse seguros. Y ese es un mensaje que me siento orgulloso de llevar por bandera”, confiesa apuntando al imperdible que luce en su pecho, símbolo contra la brutalidad policial.

Más información
Todos hablan de ‘Hamilton’
Actores de Broadway cargan contra Donald Trump y Pence en una representación
Los Tony, contra la masacre de Orlando

Hijo de inmigrantes boricuas, las palabras de este héroe musical de 36 años son más que un símbolo. Siempre fue activo en la política, incluso antes de poner en boga el musical más diverso de Broadway, donde George Washington es negro y Hamilton, hispano. “Sé que cualquier cosa que digo, cualquiera de mis tuits, puede convertirse en un titular. Por eso soy más consciente de lo que digo que cuando era un simple músico pero siempre intentando dejar una huella positiva en las redes”. Las redes sociales no son su única forma de comunicar. Su vida es el teatro, y vale para responder a los ataques del vicepresidente tras el discurso que escuchó desde el escenario: “Es mi refugio, ahí me siento protegido y representado”. También el cine, como compositor de la música de Vaiana, el próximo estreno animado de Disney, y como actor en Mary Poppins Returns (por este rodaje y el estreno inglés de Hamilton, Miranda vive ahora en Londres). Quiere que las nuevas generaciones se sientan como aquel niño que con nueve años, criado en la barriada más lejana de Nueva York, cayó fascinado con el cangrejo Sebastián de La sirenita: hoy, su hijo de dos años se llama Sebastián. “Lo que me enorgullece es dejar huella”. Y a él lo que le dejo huella fue su legado puertorriqueño, el único lugar “donde realmente ves que la gente se pone a cantar y a bailar” por las calles. “Llevamos la música en el cuerpo”, añade en castellano.

Reitera su invitación al presidente electo para que vea su obra. “Quiero que Trump vea Hamilton porque cualquier cosa que podamos enseñarle sobre el nacimiento de esta nación es bueno, incluso si es con música”, dice, mostrando su desconfianza hacia el futuro presidente. “Y para que vea que el país se construyó gracias al compromiso de muchos”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS