Diego Torres: “Me identifico con la gente que tiene el ego domesticado”

El cantante argentino, nominado a tres premios Grammy Latinos este jueves, desgrana su último disco en esta entrevista

Diego Torres, este martes en Las Vegas.
Diego Torres, este martes en Las Vegas.P. X. S.
Más información
Consulta la lista de nominados a los Grammy Latinos
Ricardo Montaner dedicará el Grammy a los presos políticos
Luciano Pereyra habla sobre su nominación al Grammy

Acompañamos a Diego Torres mientras cruza a la carrera uno de los inacabables hoteles de Las Vegas para acudir al ensayo del concierto homenaje a Marc Anthony, que se celebra este miércoles dentro de la semana de los Grammy Latinos. Torres (Buenos Aires, 1971) es uno de los artistas de mayor peso en esta edición de los premios y está nominado en tres categorías, grabación del año (por la canción Iguales), álbum pop tradicional del año y álbum del año (por el disco Buena Vida).

“La canción Iguales refleja una mirada particular sobre este mundo, sobre la igualdad que tanto proclamamos”, explica Torres a EL PAÍS. “Refleja entender al otro mas allá de que piense distinto, que no es un enemigo. Habla de todas las igualdades que uno proclama”. Ha sido su gran éxito de este año y la apuesta en estos XVII Grammy Latinos, cuyas estrellas ya han invadido Las Vegas.

Pero el año para Diego Torres también ha dejado otros éxitos en las radios de Latinoamérica. El jueves se subirá al escenario de la gala de premios acompañado por Rachel Platten, con quien ha grabado Siempre estaré ahí. Platten es una de las artistas más escuchadas del año en Estados Unidos. Su canción Fight song ha sido el himno oficial de la campaña presidencial de Hillary Clinton. “La colaboración surgió de la compañía de discos”, dice Torres. “Me convocaron y me dijeron que veían una similitud (entre sus trabajos). Si te paras a pensar, Fight song tiene un paralelismo en la manera de escribir. Me invitaron a hacer la traducción de una canción de ella que se llama Stand by you. Grabamos en Los Ángeles y me encontré con una chica súper amable con ganas de grabar en español. De ahí quedamos conectados por Whatsapp”.

El disco Buena Vida también ofrece otras dos colaboraciones especiales. En la canción Por ellas, Torres llamó a los colombianos Chocquibtown. “Habíamos colaborado en una canción para la Copa América de 2011. Esta canción es una especie de bossa nova y había una parte donde le venia bien una parte rapeada. Ahí los convoqué porque somos amigotes”.

Torres habla con especial cariño de la colaboración con el maestro Rubén Blades en Hoy es domingo. “Es un sueño cumplido”, afirma. “Hace un par de años, en el concierto de Persona del Año de Joan Manuel Serrat, se me sentó al lado Rubén. Terminamos esa noche hablando mucho. Al irnos, me mira, me da su email y me dice ‘lo que quieras’. Me lo dijo de una manera sincera, Rubén es un tipo que si no, no te va a dar su email personal. Me fui a Buenos Aires, a las dos semanas le escribí con la canción. Me contestó a los tres minutos: ‘Me encanta la idea, ¿cómo seguimos? Así se dio lo de Rubén”.

“Rubén es la demostración de algo que yo creo que tiene que ver con la educación”, reflexiona Torres cuando se pone a hablar de la sencillez que ha encontrado en Rubén Blades. “Yo vengo de una familia de artistas. Me refiero a la simpleza, la autenticidad, al ego completamente domesticado. Yo me identifico con eso. También hay gente que se vuelca porque el éxito les viene muy grande. No hay una fórmula para tener los pies sobre la tierra. Yo creo que es la experiencia de vida, que además cuanto más te golpea es cuando más te hace darte cuenta de las cosas”.

Han pasado 15 años desde que Torres se comió el mercado del disco en español con la canción Color Esperanza. Desde entonces han sido muchos los éxitos pero quizá esta sea la canción que la gente será capaz de tararear durante décadas sin saber siquiera quién la cantaba. Pocos artistas logran colocar una canción en un lugar tan profundo de la cultura popular. “Es una canción que ha hecho algo muy especial, hay que disfrutarlo porque hay a quien no le pasa nunca, que una canción tome vida propia y acompañe la vida de tanta gente. Seguramente me moriré y seguirá sonando. ¡La dejaré ahí como castigo!”, bromea Torres.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS