Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez archiva la denuncia por las burlas tras la muerte del torero Barrio

La magistrada no las considera incitación al odio y solo los herederos pueden denunciar injurias

Víctor Barrio en la plaza de toros de Teruel, tras sufrir una grave cogida.

Las burlas vertidas en redes sociales tras la muerte del torero segoviano Víctor Barrio no representan una "incitación al odio". Y, en caso de constituir un delito de injurias, este solo podría ser denunciado por los herederos del ofendido. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Paterna, en Valencia, ha archivado con estos argumentos la denuncia presentada por un abogado de Castellón. La familia del diestro ha anunciado que retomará la acusación.

El letrado de Castellón Vicente Balaguer había denunciado a un profesor residente en Paterna por haber aplaudido presuntamente en Facebook la muerte de Barrio, que falleció con 29 años como consecuencia de una cogida en la plaza de toros de Teruel, el pasado 9 de julio.

En el mensaje se llamaba "asesino de toros" a Barrio y se leían frases como: "Bailaremos sobre su tumba". El profesor denunció ante la policía, tras verse envuelto en la polémica, que su perfil en Facebook había sido pirateado y que él no había escrito el texto.

El abogado de Castellón interpuso a título individual una de las denuncias que se anunciaron en aquel momento contra el profesor. La magistrada María Concepción Almagro ha decretado el sobreseimiento provisional en una resolución que lleva fecha de septiembre.

La juez señala en el auto que no comparte "el criterio del denunciante sobre la presunta comisión de un delito de incitación al odio del artículo 510 del Código Penal, al no exhortar a la población el correo referido [el mensaje en la red social] a cometer actos de odio o violencia contra un colectivo manifestándose una opinión por parte de quien lo remite".

Una opinión, continúa la magistrada, "que, pudiendo constituir una injuria o vejación injusta grave, solo puede ser perseguida por el ofendido o sus herederos". La instructora señala que así lo establece el Código Penal para los delitos contra el honor y la propia imagen.

La resolución deja abierta la puerta a que los herederos de Barrio interpongan la denuncia por injurias como forma de proseguir con el procedimiento, aunque limitado a este delito. En declaraciones a Efe, la viuda y los padres del torero han adelantado que presentarán una denuncia en Paterna este viernes, a través de abogados contratados por la Fundación Toro de Lidia.

Esta entidad consideró en julio que las manifestaciones del profesor valenciano y de otros usuarios de redes sociales suponían una incitación al odio. "La muerte de Víctor ha puesto de manifiesto el acoso al que los profesionales estamos sometidos. Y se han constatado la multitud de barbaridades que estamos viendo", afirmó el diestro Juan Diego.

Los taurinos culparon de los mensajes a los animalistas, aunque las principales organizaciones de este movimiento se desmarcaron de las burlas. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, afirmó que el Ejecutivo no estaba "dispuesto a permitir" los "exabruptos" lanzados en la Red contra el torero fallecido.

Los excesos en las redes sociales enmarcados en el pulso entre partidarios y detractores de las corridas tuvieron hace unos días como protagonista a Adrián, un niño de ocho años enfermo de cáncer que quiere ser torero y cuyo padre había organizado un festejo con fines benéficos en Valencia.

Los insultos vertidos contra el niño llevaron al Síndic de Greuges (equivalente valenciano al Defensor del Pueblo) a llevar el caso a la Fiscalía. Aunque en este caso también el padre del menor ha presentado una denuncia.

Más información