Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gordillo mira con ternura obras que tenía por “feroces”

Una retrospectiva analiza en Sevilla sus periodos creativos a través de 200 piezas

Luis Gordillo, en Sevilla ante 'Perspectiva por adherencia'. Ver fotogalería
Luis Gordillo, en Sevilla ante 'Perspectiva por adherencia'.

Luis Gordillo, creador de “juventud permanente”, en palabras del comisario Santiago Olmo, durmió mal la noche del martes y en ese estado de semiinconsciencia se imaginó a sí mismo como “un lagarto que va reptando por una superficie para crear un territorio propio lleno de caminos distintos y sus tentativas van dejando huellas en la tierra reseca”. “Esta antológica es como volver a recorrer esos caminos”, explicó el miércoles en Sevilla el artista para definir la retrospectiva que inaugura el 6 de octubre en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Luis Gordillo. Confesión general. La muestra presenta, siguiendo un orden cronológico, unas 200 obras realizadas entre 1959 y 2015, de las cuales casi el 20% son inéditas porque han salido de su estudio.

“Al contemplar la exposición compruebo que el control que siempre he ejercido sobre mi obra no ha sido esterilizador, no ha neutralizado al deseo. Creo que se ha producido algo así como un paso a dos con una melodía agradable”, explica Gordillo (Sevilla, 1934) en un recorrido por las salas del antiguo monasterio de la Cartuja. La muestra, su primera retrospectiva en Andalucía después de las organizadas por el MACBA de Barcelona en 1999 y el Reina Sofía en 2007, comienza con el informalismo, continúa con la serie pop de las cabezas, las series con base fotográfica de los setenta, los meandros de los ochenta, los experimentos digitales del 2000 y una vuelta a las cabezas de 2015.

Además, la retrospectiva incluye una reproducción parcial del taller de Gordillo en Villafranca del Castillo (Madrid), algo a lo que él se negó en un principio. “Tengo el suelo y las paredes llenos de cosas. Mi estudio es como un cerebro en el que penetro. Como todo está a la vista, el espacio está vivo. Muevo algo y, casi de forma automática, surgen nuevos materiales plásticos”, desvela.

Mi estudio es como un cerebro en el que penetro.  El espacio está vivo. Muevo algo y, casi de forma automática, surgen nuevos materiales plásticos

Luis Gordillo

El artista, que ha sido siempre su más feroz crítico, comienza a sentirse a gusto consigo mismo y es capaz de mirar “con ternura” obras que, como la serie Dibujos cuatripatas, peatones, tragaperras (1967-1968), realizó en periodos depresivos y tristes.

“Empiezo a ver mi obra de forma diferente. Incluso la de épocas de cambio en las que atravesaba crisis personales que yo pensaba que eran agrias y muy duras. Como los dibujos de los setenta que tenía por feroces y desagradables, porque en esos momentos yo me sentía así. Ahora descubro que son simpáticas, coloristas y juguetonas”, precisa Gordillo, quien ayer estaba como un niño con zapatos nuevos después de la presentación que los comisarios de la muestra, Santiago Olmo y Juan Antonio Álvarez Reyes –quien también es director del CAAC- le presentaran como “el artista de la juventud permanente”. “Es increíble la extrema juventud que mantiene en cada una de sus etapas. Cuando miras su obra siempre piensas que estás ante un artista joven de una gran madurez”, precisó Olmo.

Y el secreto, desvela Gordillo, un creador que a los 82 años continúa reinventándose y sorprendiendo a todos –tanto a sus colegas como al público- es “convertir las neurosis en positividad”, dice después de haber pasado por 40 años de psicoanálisis. “No sé lo que me ha aportado el psicoanálisis, eso nunca lo sabremos; pero cuando contemplo mi obra pienso: Yo no soy tan inteligente, ¿cómo puedo haber hecho esto? La verdad es que me ha dado un plus que no tienen otros artistas.

La exposición, que permanecerá en Sevilla hasta el 28 de febrero de 2017, es una coproducción del CAAC, el Patronato de la Alhambra y el Generalife, el Centro José Guerrero –ambos de Granada-, el Centro Koldo Mitxelena Kulturenea de San Sebastián y el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela. Espacios en los que la muestra podrá verse también.

Más información