Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La burbuja de los versos

Cosmopoética reúne en Córdoba a los más destacados autores de un género en auge al que se han sumado otras formas de expresión

Una de las servilletas con versos impresos desplegados por Córdoba con motivo de Cosmopoética.

La burbuja de los versos no genera ruina ni desahucios. Es inocua, crea, hace crecer, enriquece y abre las puertas al pensamiento. España, impulsada por las redes sociales y las nuevas formas de comunicación, vive un auge de la poesía, que experimentó en 2015 crecimientos en facturación del 2,6% respecto al año anterior cuando la venta de literatura en general, a pesar del boom de la novela erótica, cayó un 1,4%, según el Gremio de Editores. Cosmopoética, el mayor encuentro del país dedicado a este arte, reúne durante 14 días en Córdoba a los más destacados autores, que confirman la nueva ola a la que se han subido otras manifestaciones culturales.

En el centro de la ciudad andaluza, el reloj de Las Tendillas recita poemas. Los versos recorren centros educativos y mercados, se suben a las farolas e impresionan las servilletas de los bares. Todo exhala lírica. El artífice es Nacho Montoto, que ha diseñado un programa para la 13ª edición de Cosmopoética que incluye, además de poetas, representantes de otros géneros, desde el carnaval de Antonio Martínez Ares hasta la música de Sr. Chinarro o el cómic de Raúl Fernández Calleja.

Montoto explica que ha intentado aunar diferentes corrientes, “ir más allá”, para aglutinar en Cosmopoética la realidad de la poesía y responder a la demanda del nuevo público. Con ese criterio ha conseguido llenar la Iglesia de la Magdalena para escuchar a Fernando Arrabal y Albert Pla en la inauguración así como los talleres y recitales a cualquier hora.

Una de las claves de este éxito es la Red. Internet ha generado una plataforma inédita para compartir creaciones, pero también ha enseñado a una nueva generación a leer y escribir microrrelatos, poemas y versos que comparten con inmediatez. Los lectores disponen ahora de educación y herramientas para sumergirse en las actuales forman de expresión.

Carlos Salem, impresionado por la cantidad y calidad del público que asistió a su jam session, coincide en la gran influencia de la red en esta burbuja, que considera necesaria. Su cuenta de Twitter pasó de 2.000 a 50.000 seguidores cuando comenzó a publicar versos.

Carlos Salem: Extremoduro ha hecho mucho bien a la poesía

“Hay un componente de moda, pero no es malo”, comenta el autor para destacar que tanto si se sigue como si se abandona, la influencia de los poemas deja rastro. Salem afirma que la poesía siempre ha estado ahí pero hemos tardado en descubrirla. Ha ayudado la confluencia temática –“Los lectores celebran tanto el amor como la rabia”, afirma- y otras formas de expresión. “Extremoduro ha hecho mucho bien a la poesía”, destaca sobre el grupo de rock.

A la expansión de esta “enfermedad de transmisión sexual”, como bromea Salem, se han sumado las empresas del libro más importantes. “Cuando las grandes editoriales se fijan en la poesía, algo pasa”, ironiza.

“La poesía se vende y llega. El ser humano la necesita”, explica la autora gallega Chus Pato, que participa por primera vez en Cosmopoética. Coincide en los beneficios que ha generado Internet como plataforma de difusión masiva y comenta que algunos autores alemanes publican directamente en inglés para ganar presencia o cómo el acceso a las creaciones suramericanas es ahora inmediato.

Chantal Maillard cree que el auge de la poesía es un fenómeno español y admite que las nuevas tecnologías hayan favorecido las posibilidades de “mostrarse”, pero alerta de los riesgos que también conllevan. “Pueden hacer perder de vista la verdadera función del poema. La poesía precisa de un ritmo más pausado, de mucho silencio”.

Maillard cierra este sábado Cosmopoética con Matar a Platón acompañada de música de free jazz, pero es cauta con la incorporación de otras formas de expresión a la poesía: “Soy reacia a leer con música. No puede ser un fondo, tiene que ser una obra nueva, completa, y es necesario que tenga el mismo ritmo interno”.

Antonio Luque (Sr. Chinarro): La poesía es una roca madre para todas las artes

Antonio Luque, de Sr. Chinarro, que vuelve con su música a Cosmopoética ocho años después de su primera participación, se siente más cómodo. “La poesía es una roca madre para todas las artes”, asegura. Es mucho más abierto a la hora de defender la confluencia de formas de contar o cantar poemas -“No hay normas, aunque a algunos no les guste”, afirma- y argumenta que “todo, hasta el sexo puro, es una construcción poética”.

Esta apertura de Córdoba a todas las ramas de la creación ha traído también a la ciudad andaluza al dramaturgo, guionista y escritor de novela negra Petros Márkaris. El autor griego cree que la poesía ha perdido hoy en día, en términos generales, gran parte del carácter subversivo que pudo tener en otras épocas, como durante las transiciones de las dictaduras a la democracia en su país y en España. Lo justifica en que, pese a la dureza de las crisis en Europa, las nuevas generaciones buscan en los poemas una “válvula de escape”.

Fani Papageorgiou: Los versos son un refugio imprescindible que enseñan a cambiar la vida

Fani Papageorgiou, una poeta griega afincada en Londres que escribe en inglés, coincide. La autora, con una poesía cristalina y directa, sostiene que la función subversiva la han asumido las redes sociales, porque son más eficaces por su inmediatez, mientras que la poesía ha asumido más un papel de “refugio imprescindible”. Las primeras, según cuenta, no consiguen satisfacer las necesidades. Eso lo logran los versos, que tras un proceso de “destilación”, “enseñan a cambiar la vida”.

También considera que esta forma de creación es una necesidad el repentista Alexis Pimienta, quien improvisa versos cargados de fuerza a partir de cualquier palabra. Argumenta que su arte es una tradición universal que se ha mantenido en su país, Cuba, gracias al fuerte respaldo social, como demuestra un programa de televisión de punto guajiro (poesía improvisada) que lleva 60 años en antena.

Cuestión de vida y muerte

Cosmopoética, en su intención de ir “más allá”, como describe Nacho Montoto, ha traído también a Córdoba a ilustres autores de novela negra. Petros Márkaris, creador de la serie policiaca protagonizada por el comisario Kostas Jaritos, defiende que hay un elemento en común entre este género y la poesía: la muerte. Y alienta al contacto entre los escritores y los lectores para “ampliar la visión de un mundo marcado por los intereses financieros”.

Leonardo Padura también se siente cómodo entre poetas, aunque admite que él, como su afamado personaje Mario Conde, no es capaz de escribir dos versos. “Quizás un bolero”, reconoce tras meditarlo.

Sin embargo defiende lo “saludable” de abrir estos encuentros a todos los géneros y añade al nexo de unión que describe Markaris entre la novela negra y la poesía una apreciación complementaria: la vida.

“La novela policiaca abre interrogaciones sobre la vida y el mundo que se resuelven con la búsqueda de la verdad y, a veces, cuando se encuentra”, argumenta. Y concluye: “La palabra y la imagen es la clave de la literatura y, por supuesto, de la poesía”

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información