Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA | Young Fathers

“Somos la mejor banda del mundo en la actualidad”

El trío escocés, ganador del Mercury Prize, expone su sonido intransferible en San Sebastián este viernes tras deslumbrar en el Festival de Benicàssim

El trío escocés Young Fathers.
El trío escocés Young Fathers.

No anda corto de fe Alloysious Massaquoi, al menos cuando sitúa a su grupo, Young Fathers, al frente del Olimpo: “Tiene razón Robert Del Naja [líder de los influyentes Massive Attack] al considerarnos los mejores de la actualidad. Es así desde hace dos años y medio. Punto.” El trío multicultural de Edimburgo (liberiano-nigeriano-escocés), sin embargo, posee razones para sentirse entre las grandes fuerzas emergentes de la escena alternativa. Ya sea por su sonido único, poblado por hip hop, tradición pop, kraut o world music, y merecedor con un primer largo, Dead, del Mercury Prize en 2014 (“necesitas los premios para tus seres queridos, les llenan de orgullo”) al que supera, si cabe, el segundo, White men are black men too. O por unos conciertos deslumbrantes como el del pasado FIB de Benicàssim o el que esperan dar el 2 de septiembre en el Festival Donostia Kutxa Kultur. “Aunque llevamos un set previsto, sabemos reaccionar a la energía del público”, asegura Alloysious, liberiano refugiado de niño en Escocia.

En Benicàssim, los Young Fathers (Padres Jóvenes sólo porque los tres coinciden en nombre con sus progenitores) también colaboraron en el show de Massive Attack. Ya lo habían hecho en el ansiado retorno de estos al estudio, el epé Ritual spirit (2016). “Grabar e ir de gira con ellos significa una evolución que incluye oportunidades y modos de recibir cierta influencia musical y de crecer como artistas. La idea era compartir más el escenario, pero al menos dejamos una muestra de lo que esperamos ocurra ampliamente en el futuro”.

Young Fathers, hijos de la emigración en sus dos terceras partes, comparten las proclamas anti-Brexit de Massive Attack. “La gente puede ser estúpida. Se deja manipular. Queda atrapada en las tradiciones sin comprender su propia historia. Hay quien quiere una vida fácil y tener a quien culpar. Quien teme a los que no parecen como ellos. Prejuiciosos, racistas, pasotas o amantes de las reglas: hay de todo para explicar el Brexit”.

Las letras del trío retratan la sociedad celebrando la diferencia y combatiendo estereotipos. “Todos somos distintos y podemos encontrar terrenos en común. Reconocer ambas cosas facilita la comprensión y el respeto mutuos”, suelta un Alloysious casi beatífico. En el referéndum de independencia escocés, por cierto, Young Fathers no militaron en ninguno de los dos bandos. “Yo no me impliqué porque el tono de las campañas me sonaba a un ‘nosotros contra ellos’”.

A los textos del grupo no les falta beligerancia, llamadas de atención frente a realidades circundantes. Así bautizaron su último álbum White men are black men too (Los blancos son negros también), frase de una de las canciones. “No me arrepiento en absoluto, se trataba de provocar discusión sobre la injusticia perpetua que existe hacia gente tratada de modo desigual por racismo, sexismo…, todos los ismos que se te ocurran”. Dicho álbum alberga mayores dosis de melodía pop. “Es la música más difícil, la de mensajes con sonido pegadizo: se arriesga incurrir en la prédica o en lo kitsch. Pero un acierto puede cambiar el mundo”.

La banda de Edimburgo presume de su no pertenencia a ninguna escena. “Es mejor estar abierto a lo que no te resulte familiar, alimenta tu pasión. Nos esforzamos en crear algo que no hayamos oído nunca o que nos haga sentir bien. Fuimos a grabar el segundo disco a Berlín, por ejemplo, huyendo de la rutina, pero acabamos en otro sótano”, ironiza Alloysious, refractario además al purismo: “En el futuro quizá debamos afrontar aquello de ‘hagamos un hit’. Supondría todo un reto jugar con la industria a su propio juego encajando nuestra creatividad en alguna especie de molde”. Cuantos más oídos atentos mejor para Young Fathers: “Somos tan adelantados que no somos populares”, bromea Alloysious. O no: “Quiero la grandeza y no me importa perder fans para los que dejemos de ser especiales por minoritarios. Lo nuevo [regresan este mes al estudio] será superior y nos permitirá dar el salto. Estoy seguro”.