La ‘resistencia’ del Sonorama

El 'Resistiré' del Dúo Dinámico será uno de los himnos de la 19ª edición

El Sonorama en su edición de 2015.Vídeo: Sonorama Ribera

El Sonorama Ribera 2015 tuvo muelle para estirar, desde Estrella Morente hasta Calexico, pasando por los consagrados del indie español y una sentencia de Vetusta Morla en la última canción de su concierto: "Nos quedan muchos más regalos por abrir". Ha pasado casi un año. Ahora, toca esperar nuevas sorpresas.

La misma pregunta no tiene por qué obtener siempre la misma respuesta, pero en el caso del Sonorama no hay más opción que un "sí" rápido y rotundo cuando el interrogante es "¿tiene algo especial este festival?". Artistas, público, turistas, los habitantes de Aranda de Duero... todos contestan lo mismo, aunque la mayoría no sabe explicar exactamente el porqué.

Más información
Programación del Sonorama Ribera 2016

La apuesta por la música española en un cartel que nunca defrauda, el ajetreo paralelo a los conciertos, el oasis climático que supone la localidad burgalesa en mitad de agosto, la piedra de sus soportales, el mañaneo-tardeo o el buen vino, la cuestión es que este festival burgalés arrastra miles de fieles que esta vez cantarán Resistiré, el himno con el que el Dúo Dinámico —el toque "éxotico" de esta edición— abría su álbum En Forma (Sony, 1988).

La edición de 2015 tuvo las siguientes cifras: más de 50.000 festivaleros (alrededor de 15.000 por encima de la población de Aranda), la creación de 300 empleos directos y un impacto económico en la comarca que se acercó a los tres millones de euros. Con casi 500 voluntarios y 1,3 millones de presupuesto, el Sonorama cuenta con el beneplácito de vecinos e instituciones (aunque solo el 5% de los fondos llega desde organismos públicos), y, lo que es más importante para la dirección del festival, con la lealtad y el cariño de los asistentes y las bandas, que han llegado a reducir su caché para poder estar en el cartel.

Un día más a la agenda

Cada año es más difícil sorprender, ser mejor. El director, Javier Ajenjo, apunta: "Queremos mejorar cualitativamente, pero no cuantitativamente, dejaríamos de ser lo que somos si esto se convirtiera en un lugar masificado". Este año, la programación del festival empieza el miércoles 10, con actuaciones en el centro y el escenario Carson Camping, y se amplía al domingo, 14 de agosto: 15 actuaciones repartidas entre la plaza del Trigo, la plaza La Sal, la plaza del Rollo, el Café Central (en la calle de La Sal) y el escenario Carson Camping, que completarán el cartel de este año con 157 artistas confirmados.

El Sonorama Ribera en 2015.
El Sonorama Ribera en 2015.Sonorama Ribera

Bandas nacionales soportan el peso —Love of Lesbian, 091, Quique González & Los Detectives, Corizonas o León Benavente— con la incursión de algún nombre internacional, como los británicos Kula Shaker o los suecos Mando Diao. Sin embargo, y pese a algunos, el Sonorama Ribera va más allá de cuántos o qué nombres haya en el cartel. Es el pueblo y su gente, la organización, el ambiente, la ya simbólica plaza del Trigo y los horarios diurnos, que facilitan ir en familia —La Familia Scalofrini actuará el sábado 13 a las 12.00 en la plaza Mayor—.

Ya no queda nada para sentarse en una terraza, pedir una caña —o un buen desayuno para los no madrugadores— mientras el sol no abrasa al mediodía, que de fondo suene Polock, Rural Zombies, Women Beat o Amatria (y esperar para ver quién salta al escenario, por sorpresa, este año).

Apuntes para cinco días de Sonorama

Ubícate

Aranda de Duero no es un territorio inexplorado ni desconocido, pero hazte con un plano y ubícate, así es cómo no perderás tiempo de escenario en escenario. Y recuerda que el Sonorama tiene esa maravillosa dualidad día-noche. Mientras hay sol, en el centro, y después al Recinto Ferial. 


Aquí, el mapa que el Sonorama tiene con las localizaciones. Puedes hacer zoom y, si haces clic sobre los distintos elementos, un desplegable a la izquierda te muestra qué es.


src="https://www.google.com/maps/d/embed?mid=1HhPRw19vqvHuRF76lZRiNtbeCiM&hl=es"
width="350"
height="300"
layout="responsive"
sandbox="allow-scripts allow-same-origin allow-forms"
allowfullscreen
frameborder="0">

Con Denominación de Origen

Las catas didácticas serán el viernes 12 y sábado 13, de 12.00 a 13.00, en la bodega subterránea del Centro Cultural Caja de Burgos (en la plaza del Trigo, 8). Si tienes pensado ir, recuerda que necesitas hacer la inscripción durante la media hora previa a la actividad (y tiene aforo limitado).


Y el "almuerzo oficial" de esta edición será el sábado 13, de 11.00 a 13.00 en las Bodegas Tierra Aranda, El Chilindrón y El Jarro. Aquí no hay inscripciones, pero si no quieres quedarte sin probarlo, intenta estar una hora antes, porque también tiene aforo limitado y el acceso es por orden de llegada.

¿A qué hora...?

Para recoger la pulsera lo mejor es hacerlo cuanto antes, a partir de las 12.00 del jueves las taquillas del Recinto Ferial están abiertas. Si esperas a la tarde o la noche, probablemente tendrás que hacer cola. Puedes consultar los horarios de taquillas en este enlace.


Para instalarte en el camping puedes llegar a cualquier hora, estará abierto desde el miércoles 10 a las 12.00, hasta el lunes 15 a las 14.00. Recuerda que si llegas el miércoles, podrás acceder con el bono, la entrada o la pulsera, pero a partir de las 16.00 horas del jueves, solo podrás hacerlo después de haber recogido la pulsera.


Para entrar al recinto no hay horario, puedes llegar tan tarde como quieras. La apertura de puertas se hará a las 18.30 los tres días en los que hay conciertos allí, el jueves, viernes y sábado.

Sin efectivo (para casi todo)

Este año el Sonorama va a probar el cashless, el sistema de pago con pulsera previa recarga con tarjeta de crédito, exceptuando algunos stands. De la primera recarga te descontarán un euro que irá directamente para el buen funcionamiento del sistema. En este festival el dinero no es reembolsable, así que piensa bien en esa última carga.

Comer y beber

Durante cinco días la población de Aranda aumenta de manera considerable y toda esa marea se mueve, casi todo el tiempo, por la misma zona, así que sobre todo, paciencia.


Si quieres comer en un restaurante, lo mejor es llegar pronto (en algunos, si no hay reserva previa, es imposible); pero si no, hay decenas de bares y cafeterías en los que podrás elegir entre menú, platos sueltos o tapas. Y si prefieres no sentarte a comer, siempre encontrarás alguna barra abierta para llevarte un bocadillo. 


Para beber, ídem: cerveza y vino a discreción en casi cada esquina, y lo mejor, sin subida de precio excesiva por el festival. Precios asequibles en cualquiera de los bares o pubs de la zona.


Haciendo clic en este enlace podrás ver los establecimientos colaboradores del Sonorama; y como siempre, dentro del recinto, encontrarás zona de restauración (en 2015 hubo un pad thai imperdible) y los precios oficiales en las barras.

No te olvides


  • No se pueden introducir bebidas dentro del recinto del festival.

  • Por ley, está prohibido vender tabaco.

  • Está prohibido aparcar y circular en las inmediaciones del camping (hay un parking habilitado para ello está en la calle de Haza).

  • Para desplazarte desde el centro hasta el recinto puedes usar los autobuses urbanos, (en este enlace tienes los horarios y las paradas) o coger un taxi (hay varias compañías). Para la vuelta, y si pretendes no tener que esperar, es recomendable salir media hora antes de que acabe el último concierto; aunque siempre puedes volver a tu alojamiento dando un paseo, son dos kilómetros desde el recinto hasta la plaza del Trigo por la calle de Valladolid. 

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Isabel Valdés

Corresponsal de género de EL PAÍS, antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y escribió 'Violadas o muertas', sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Su segundo apellido es Aragonés.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS