‘Warcraft: El origen’ ya es la adaptación de un videojuego más taquillera de la historia

La película recauda 333 millones de euros y supera a 'Prince of Persia: Las arenas del tiempo'

Duncan Jones, el director de Warcraft: El origen, tenía un objetivo: "Romper la maldición de las películas basadas en videojuegos". Tres semanas después de su estreno, parece haberlo conseguido, aunque a medias. La crítica ha sido bastante dura con su filme, que suma apenas un 29% de consenso en la web Rotten Tomatoes y ha sido despachado por Variety como el enésimo videojuego convertido en "película impresentable". Sin embargo, la taquilla ha dado otro veredicto, el que más les importa a los estudios: Warcraft: El origen ya es la adaptación de un videojuego más taquillera de la historia. 

El filme, que reproduce en la gran pantalla la guerra entre orcos y humanos que ha enamorado a millones de usuarios, ha ingresado 333 millones de euros hasta la fecha, según la web especializada Box Office Mojo. Así, Warcraft: El origen ha destronado a Prince of Persia: Las arenas del tiempo, el anterior rey, con 296 millones de recaudación a nivel global. La tercera plaza corresponde a Angry Birds, también estrenada este año, con 288 millones.

El récord en sí, por otro lado, es otro testimonio de la compleja relación entre cine y videojuegos. La recaudación de Warcraft: El origen es una marca histórica en el ámbito de estas adaptaciones, pero ocupa tan solo el puesto 246 entre los filmes más taquilleros de siempre, según Box Office Mojo. Y es el único filme basado en una obra digital que haya superado los 300 millones de recaudación por el mundo, algo habitual en buena parte de los taquillazos de Hollywood.

Más información

Warcraft: El origen debe al menos la mitad de su éxito a China, donde recaudó 176 millones, según The Hollywood Reporter. Y es probable que sus resultados en taquilla rompan otra maldición sobre las películas basadas en videojuegos: casi nunca han conseguido crear una franquicia, y las sagas más duraderas se han limitado a dos películas. Desde luego, no cuesta prever que el filme de Jones tendrá una secuela y de hecho ya hay rumores de que el propio hijo del fallecido David Bowie dirigirá también la segunda entrega.

En el fondo, a priori, la película de Jones ya contaba con varios elementos que hacían confiar en una adaptación a la altura. Blizzard, la distribuidora del célebre juego, se implicó a fondo y durante 10 años en en el proyecto. Y el propio Jones fue un aficionado y enamorado más de la saga digital, que a lo largo de los años sedujo a decenas de millones de jugadores por todo el planeta.

A la espera de ver dónde termina la carrera en taquilla de Warcraft: El origen, lo cierto es que Hollywood puede sonreír de cara a su renovada apuesta por los videojuegos como posible nuevo filón narrativo, al lado de superhéroes y remakes, que tanto están alegrando los últimos años de las majors. De hecho, este año son hasta cinco las adaptaciones de videojuegos que llegan al cine. La última en orden cronológico será, en diciembre, Assassin's Creed, otra superproducción, ambientada en España y que aspira, desde ya, a que el récord de Warcraft: El origen apenas dure unos meses.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción