Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco años de la muerte de Lumet

En medio siglo de profesión Sidney Lumet dirigió más de 40 largometrajes, como 'Doce hombres sin piedad' o 'Serpico'

En medio siglo de profesión Sidney Lumet dirigió más de 40 largometrajes, algunos tan conocidos como Doce hombres sin piedad, Network, un mundo implacable o Veredicto final. “No tenía la más mínima idea de que quería dedicarme al cine. Habría sido feliz si hubiera pasado mi vida en la televisión”, explica. Y es que antes de convertirse en realizador cinematográfico, durante los años cincuenta, trabajó en centenares de programas y escribió infinidad de guiones y adaptaciones literarias.

Según él mismo explicaba, solo la suerte y la casualidad hicieron que en 1957 uno de esos guiones destinados a la pequeña pantalla, titulado Doce hombres sin piedad, se convirtiera en película y a él en director de cine. El filme ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín y obtuvo tres nominaciones a los Oscar. Así comenzó una larga carrera que se prolongó hasta 2007 cuando presentó, con 83 años, su último trabajo, Antes que el diablo sepa que has muerto, protagonizado por Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawke.

El sábado 9 de abril se cumplen cinco años del fallecimiento de Sidney Lumet, al que TCM le dedica durante ese día su programación con el estreno en exclusiva el documental By Sidney Lumet, realizado por Nancy Buirski. Un trabajo en el que, gracias a unas entrevistas realizadas poco antes de su muerte, Sidney Lumet va repasando su vida y analizando su trayectoria profesional. Además, a lo largo de esa jornada, los espectadores del canal podrán disfrutar con tres películas de su larga filmografía: Tarde de perros y Serpico, protagonizadas ambas por Al Pacino, y Asesinato en el Orient Express, basada en la novela de Agatha Christie, y que cuenta con un amplio elenco de actores como Ingrid Bergman, Albert Finney o Lauren Bacall.

Sidney Lumet nació en Filadelfia en 1924, pero muy pronto se estableció con su familia en Nueva York. Su padre era actor y su madre bailarina y él mismo intervino siendo niño en más de una decena de representaciones teatrales. “Era un actor maravilloso, uno de los mejores actores infantiles de Broadway”, rememora en el documental. “Antes de mi servicio militar participé en catorce obras. La mayoría fue un fracaso, pero trabajaba siempre. También lo hacía en la radio, donde pagaban muy bien”.

En el documental, Sidney Lumet reconoce que le gustaba ensayar y rodar rápido porque así lo hacía cuando trabajaba en la televisión, en la que muchos de los programas se emitían en directo. El director cuenta además que uno de los temas que frecuentemente aparecen en sus filmes son los conflictos familiares, “fuentes inagotables de dramatismo”.

A Sidney Lumet le encantaban también los dramas judiciales y las películas policíacas porque para él representaban, mejor que ningún otro género, las contradicciones de América. A lo largo de su vida obtuvo cinco candidaturas a los Oscar, y en 2005 se le concedió uno honorífico por su enorme contribución al cine.

Ahora, cinco años después de su muerte y gracias al documental By Sidney Lumet que emite TCM, podemos conocer más y mejor a este gran cineasta que fue uno de los fundadores del mítico Actors Studio; que sufrió en sus carnes las consecuencias de la caza de brujas y al que le gustaba retratar en sus películas a personajes rebeldes y radicales “que no es lo mismo que fundamentalistas”, aclara. “Luchar por tu individualidad es la esencia de una vida digna”, dice. “Me encantan los personajes rebeldes porque no aceptan el statu quo. Es el fundamento del progreso humano”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >