Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres toman los mandos del ‘Halcón Milenario’

Daisy Ridley: "El despertar de la Fuerza' presenta una nueva ola de papeles femeninos increíbles y con verdadero peso"

Kathleen Kennedy y Daisy Ridley en una convención de Star Wars
Kathleen Kennedy y Daisy Ridley en una convención de Star Wars. GETTY / DISNEY

Han pasado casi cuatro décadas desde que la princesa Leia le pidió ayuda a Obi Wan Kenobi. “Eres mi única esperanza”, decía al comienzo de la primera entrega de la saga cinematográfica más popular de todos los tiempos. En 2015, y mientras el estreno del episodio VII de La guerra de las galaxias guarda el secreto de su trama, una cosa está clara: Rey, su personaje protagonista, es quien coge los mandos del Halcón Milenario. No hay ayuda que valga. No conduce Poe Dameron, ni Finn, los nuevos personajes masculinos que interpretan Oscar Isaac y John Boyega. Ni tan siquiera Han Solo, su piloto habitual. Harrison Ford vuelve a la película que le lanzó a la fama, pero según la información filtrada hasta el momento, es Rey quien pilota la nave que ganó la carrera Kessel en menos de 12 pársecs. “La princesa Leia fue un gran ejemplo para muchas generaciones de mujeres –pondera la nueva heroína, Daisy Ridley-. Pero El despertar de la Fuerza presenta una nueva ola de papeles femeninos increíbles y con verdadero peso en la historia de la que formo parte”.

Kathleen Kennedy lo dejó claro cuando tomó las riendas de Lucasfilm. Quería más diversidad, algo fácil de conseguir cuando un reparto tan variado como el de La guerra de las galaxias, con androides, Jedis, robots, ewoks, wookies o tuskens del planeta Tatooine, además de algún humano contó durante años con una sola mujer, la princesa Leia. “Una mujer independiente, fuerte, sin pelos en la lengua. ¡A saber dónde estaría si no fuera por ella”, la defiende su intérprete, Carrie Fisher, de vuelta como general en El despertar de la fuerza. Son más los que salen en su defensa. El personaje de Leia dejó en la actriz Gwendoline Christie, más conocida por su trabajo en Juego de Tronos y ahora parte de esta saga, la semilla de la mujer que es en la actualidad. “Alguien capaz de valerse por si misma, eso me gustó desde pequeña”, añade Lupita Nyong’o, también parte del Episodio VII. “¡Claro que tuve pensamientos impuros con Carrie Fisher! ¡Y con Natalie Portman! -reconoce Isaac socarrón recordando a las previas heroínas de La guerra de las galaxias- Pero también tienen un elemento de dama en peligro que te aseguro que esta vez no existe”.

Lupita Nyong'o Y Oscar Isaac.
Lupita Nyong'o Y Oscar Isaac. GETTY / DISNEY

Leia empezó pidiendo sopitas pero empuñando un arma. Pero para el final del Episodio VI su personaje parecía más preocupado en elegir pareja y alejarse del incesto que en gobernar. Peor lo tuvo la reina Padmé Amidala (Portman) que empezó el Episodio I como un gran político, entregada al planeta Naboo, y acabó con el corazón partido muriendo de amor como señora de Vader pasando incluso de sus hijos recién nacidos, Luke y Leia. Ahora de Amidala se habla incluso menos que de Jar-Jar Binks y, como promete Kennedy, Rey (el personaje de Ridley) no solo es una mujer moderna –en la línea de heroínas actuales como Katniss Everdeen (Los juegos del hambre) o Tris Prior (Divergente)– y lo que es mejor, no está sola. Christine interpreta al capitán Phasma, “miembro del Primer Orden y capitán de la guardia imperial”, la primera vez que una mujer se pasa al lado oscuro de la fuerza. Y Nyong’o interpreta a Maz Kanata, una pirata de pasado largo y pintoresco que ahora regenta su propia tasca. Voces variadas y femeninas en el nuevo universo de La guerra de las galaxias que Christine atribuye principalmente a la presencia de Kennedy como productora de esta cinta.

Es fácil de decir eso porque si Leia fue durante años la única mujer delante de las cámaras, Kennedy es ahora, cuatro décadas más tarde, la única voz femenina con poder de decisión detrás de ellas. El estudio Lucasfilm confirmó que se ha reunido con siete mujeres (cuatro directoras y tres guionistas) para integrar su punto de vista en esta larga saga. Pero en el mejor de los casos los frutos de su posible contratación no se verán en la pantalla hasta 2019, dado que el resto de las entregas de esta serie ya están asignadas. Y como dice Fisher, realista, que sus ojos vean el cambio. “La evolución es tan lenta que ni se nota. Mientras sigamos hablando de ello es que seguimos sin evolucionar. El día que dejemos de hablar del papel de la mujer en el cine será el día en el que las cosas habrán cambiado”, resume, como Leia, sin pelos en la lengua. Hasta entonces Obi-Wan Kenobi seguirá siendo la única esperanza.

A sus casi 60 años, Carrie Fisher vuelve a encarnar el papel de ‘Star Wars’ que la encumbró y encasilló. La actriz logró superar sus adicciones rebuscando en sus memorias pulsa en la foto
LA PRINCESA LEIA CONTRAATACA  A sus casi 60 años, Carrie Fisher vuelve a encarnar el papel de ‘Star Wars’ que la encumbró y encasilló. La actriz logró superar sus adicciones rebuscando en sus memorias GETTY / DISNEY

Más información