Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

Adiós bipartidismo, adiós

Toni Amengual presenta su segundo fotolibro, un desplegable de casi 7 metros de largo con 40 retratos de incondicionales del PP y del PSOE fotografiados en los mítines de 2011

Una mujer en un mitin del PSOE en 2011. pulsa en la foto
Una mujer en un mitin del PSOE en 2011.

Las manifestaciones espontáneas de los buscadores de un nuevo futuro marcaron la actualidad durante la campaña electoral de 2011 en España. Mientras el movimiento 15M tomaba las calles del país y los medios de comunicación se volcaban en la novedad de aquellas concentraciones, el fotógrafo mallorquín Toni Amengual captaba lo que podría ser la otra cara de nuestra historia política: la última oportunidad para el bipartidismo. Con su cámara y una idea muy clara inmortalizó a incondicionales de las dos fuerzas políticas de siempre, PP y PSOE en varios mítines. “Se trataba de un pensamiento a la inversa, de hacer hincapié en aquello que la gente todavía no se daba cuenta de que iba a ser historia”, dice el autor.

Un seguidor del PP en un mitin de su partido en 2011.
Un seguidor del PP en un mitin de su partido en 2011.

De ahí surgió su fotolibro Devotos: un desplegable de casi 7 metros de largo­, con 40 fotografías, en el que Amengual retrata de manera personal a los fieles seguidores del bipartidismo. En este proyecto cargado de emociones, el autor no refleja la escenografía de un mitin si no, que muestra a sus personajes para reflexionar sobre la posible herencia política. El mallorquín se diluye entre socialistas y populares, y se acerca a ellos para mostrar lo que cuentan sus miradas, sus rostros ya curtidos por la edad y la experiencia. Amengual se apasiona con la gente mayor, siempre presente es sus trabajos. “En los eventos a los que asistí todo estaba calculado, a los jóvenes se les colocaba en el escenario tras el candidato; y el espectador relacionaría a la formación política con el apoyo de las nuevas generaciones”, comenta el fotógrafo.

Con un objetivo de 40 mm, utilizando un flash desplazado y a metro y medio de los devotos, el autor consigue acentuar la idea de que la foto es un artificio. Los personajes de Amengual no posan para él pero saben que están siendo fotografiados y a través de un lenguaje no verbal, fundamental para el artista, consigue empatizar con cada uno de ellos.

El libro 'Devotos' semidesplegado.
El libro 'Devotos' semidesplegado.

En el libro, uno ve a la persona siempre retratada con una bandera de su partido, pero si hacemos desaparecer este símbolo mitinero, lo que queda es un ciudadano que bien podría estar adorando a un icono religioso. “Como si se tratase de un acto de fe. El personaje deja de ser del PP o del PSOE y quedan las vivencias reflejadas en sus caras que evidencian que cada uno de ellos tiene problemas y sus propias historias fuera del grupo”, explica Amengual

Las ideas y la fotografía del mallorquín van de la mano de un diseño concienzudo dirigido por Pablo Martín (Premio Nacional de Diseño 2013) y Astrid Stavro, igual que en su anterior trabajo PAIN, en el que había que rasgar las páginas para poder ver las imágenes y por el que Amengual recibió el Premio PhotoEspaña al mejor libro de fotografía autoeditado 2015.

Ahora su primer libro se exhibe en el MOMA donde participa en el premio Anamorphosis   que surgió para promover la excelencia, el diálogo y la expresión en el campo del fotolibro autoeditado, que será fallado el 1 de enero de 2016.

El desplegable, con fotos por las dos caras (una para los devotos socialistas y otra para los populares) y que abierto en su totalidad presenta el contenido como si se tratase de una exposición fotográfica, acaba con un secreto escondido: una ironía más del autor que sólo se podrá descubrir si se tiene el ejemplar. Pero a pesar de lo provocador que pueda tener el libro, “En Devotos el mensaje está en las fotografías”, sentencia el propio autor.

Joe Crepúsculo interpreta 'Gracias por un mundo tan feliz', basada en 'Friendly World' de Andy Kaufman.

En la edición y puesta en página del material la historia va marcada por el desplazamiento de la bandera: así, el banderín rojo del PSOE aparece a la izquierda en la primera fotografía y se va trasladando en las sucesivas hasta acabar en el lado derecho de la última imagen. Sucede lo contrario con el del PP donde la bandera azul se mueve de derecha a izquierda rompiéndose solo este movimiento en las centrales de ambos bandos. La baja saturación de color, el misterioso fondo negro y la ausencia de texto completan este trabajo del que se han impreso 975 ejemplares financiados por Amengual, con el que se ha presentado al Paris Photo Festival y del que contará todos los detalles el 16 de diciembre en La Fábrica, en Madrid.

En una época en la que el mundo de la fotografía vive pendiente de los derechos de autor, sorprende que alguien lance un libro sin firma que lo identifique, sin texto alguno, ni si quiera el título en la portada. Si el ejemplar se saca de su caja, quedará huérfano de título y autor. Sólo la web del fotógrafo está impresa de manera casi imperceptible en una de las páginas. Según Amengual Devotos es un trabajo más maduro que el anterior, PAIN, en el que las fotos estaban hechas con la espontaneidad del móvil. “Devotos es un caramelo. PAIN, un juego”, así lo ve este artista visual que siente devoción por los libros objeto y que con estas dos publicaciones ha comenzado una carrera personal a cuya meta llegará en 2024 cuando haya conseguido publicar diez de sus trabajos, uno por año.

Más información