Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdiales vuelve a la Monumental de México en sustitución de Manzanares

El diestro riojano repite el día 29 tras su sorprendente actuación la tarde de su debut

El diestro Diego Urdiales volverá a hacer el paseíllo en la plaza Monumental de la capital mexicana el próximo domingo, día 29 de noviembre, en sustitución de José María Manzanares, que deberá someterse a una intervención quirúrgica por una lesión en su espalda.

De este modo, el torero riojano encuentra su recompensa por la buena actuación que protagonizó en esa plaza el domingo día 15, en la que actuó también como sustituto, en esa ocasión en lugar de Enrique Ponce, que aún se recupera del problema del abductor de la pierna derecha que se produjo en el mes de septiembre en Nimes. Urdiales no cortó oreja por fallar con el estoque el día de su debut, pero dejó la impronta de su clasicismo y sorprendió gratamente a la afición mexicana, hasta el punto de que la empresa del coso de Insurgentes ha decidido su repetición.

El cartel definitivo del día 29 lo abrirá el mexicano Federico Pizarro, seguido de Urdiales, y lo cerrará el local Octavio García El Payo, que lidiarán toros de la ganadería de Barralva.

Vuelta al ruedo para Padilla

Gracias a su sentido del temple, el mexicano Juan Pablo Sánchez, que cortó una oreja a toda ley, se alzó como triunfador de la quinta corrida de la temporada 2015-2016 en la Monumental Plaza México, celebrada ayer, viernes, en la que alternó con su compatriota José Mauricio, que fue aplaudido, y el diestro español Juan José Padilla, que dio una vuelta al ruedo.

Con una entrada calculada en unas siete mil personas, se lidiaron seis toros de Marcos Garfias, justos de presencia y a los que les faltó fondo para que hubiesen dado más opciones a sus matadores, aunque tuvieron movilidad.

Padilla toreó bien al primero con el capote y en el inicio de faena de muleta, pero al animal le faltó clase y al torero temple. Tras una estocada desprendida, la petición de oreja no fue unánime y dio la vuelta al ruedo.

Con el cuarto se mostró profesional en un trasteo que careció de contenido. Escuchó palmas al abandonar la plaza, tras el permiso de la autoridad para que pudiese viajar a Ecuador a media noche.

José Mauricio, estuvo voluntarioso toda la tarde. En el segundo, que le hizo extraños feos, logró momentos con lucimiento y fue ovacionado; en el quinto hizo el esfuerzo sin recompensa pues el toro fue muy deslucido, y su labor fue silenciada.

Juan Pablo Sánchez dejó patente su sentido del temple ante el tercero, al que bregó con sapiencia. Logró las tandas de muletazos mejor realizadas, y concluyó de una magnífica estocada para obtener el único trofeo concedido con el reconocimiento general. Ante el sexto, muy malo, gazapón y deslucido, se estrellaron sus buenos y escuchó palmas.

Alejandro Talavante, de vacío

El mexicano Diego Silveti, que cortó dos orejas y salió a hombros, fue el triunfador absoluto en la corrida celebrada ayer en la plaza mexicana de Irapuato, en el estado central de Guanajuato, en tanto que su compatriota Arturo Macías y el español Alejandro Talavante se fueron en vacío.

Con tres cuartos cubiertos del aforo, se lidiaron seis toros de Begoña, bien presentados, entre los que destacó el ejemplar corrido en tercer lugar, que tuvo clase.

Macías tuvo momentos interesantes con capote y muleta en su lote y fue ovacionado.

Talavante mostró el buen momento en que atraviesa, pero sin suerte en el sorteo; en su primero sacó el mayor partido, y en el quinto, un astado sin clase, se mostró decidido, pero sin lograr nada.

Silveti toreó muy bien con el capote y muleta al buen tercero y cortó las dos orejas. Con el sexto, solo pudo dejar algunos destellos y fue ovacionado.