Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Mi música es una mezcla de lógica y sentimiento”

El compositor Ludovico Einaudi, autor de la música del nuevo anuncio de la Lotería de Navidad, presenta su disco ‘Elements’

Ludovico Einaudi
Ludovico Einaudi, pianista y compositor italiano, en el Prado, el pasado mes. EL PAÍS

Ludovico Einaudi mira por las ventanas del Museo del Prado y disfruta entrecerrando los ojos ante el sol que entra en el vestíbulo. “Un día precioso”, comenta mientras contempla la ampliación de la pinacoteca que realizó Rafael Moneo. Viene de una Inglaterra que ya va oliendo a invierno y en Madrid se encuentra a gusto. Ha aprovechado para comprar algunos catálogos del museo, y tiene pendiente por la tarde comprarle un traje de flamenca a su hija. Entre una cosa y otra, cuenta los entresijos de su nuevo álbum, Elements, que acaba de salir a la venta y que traerá en directo a España en abril con tres conciertos en Barcelona, Bilbao y el Teatro Real de Madrid. Además, Einaudi es noticia en España porque este lunes se ha dado a conocer el popular anuncio de la Lotería de Navidad y la música es obra del compositor italiano (arreglada por Joan Martorell).

De esa arquitectura en la que ve reflejarse los rayos de sol, esos que llevan tostando su piel en el campo durante todo el verano y que hace que aún conserve el moreno, es de la que va este nuevo trabajo en el que el piano vuelve a ser el mejor contador de historias. “Quería focalizar este disco en todos y cada uno de los elementos con los que se construye la música: ritmos, melodías, matices… Como un arquitecto reflexiona sobre las formas de una ventana en un edificio o las cualidades de una puerta, que no usa siempre la misma combinación sino que busca siempre una forma diferente de encajar las piezas”, explica el artista. Lleva siete meses, desde que acabó la anterior gira, cuidando de su familia en un retiro campestre y componiendo mirando la naturaleza y sus complejas formas. “Siempre me ha fascinado la manera en la que ordenamos las cosas. A veces miro la tabla periódica de los elementos, y me encanta ver cómo alguien ordenó todas esas partes del mundo en una sola tabla. También está en este disco la filosofía de Empédocles y la creación del mundo. Recuerdo una lección de cuando estudiaba con Luciano Berio: un día estábamos en el campo y observábamos cómo volaban los pájaros, colocándose en esas formaciones tan variadas. Fue entonces cuando me dijo que sería muy interesante transcribir ese vuelo de los pájaros a una partitura para hacerla música. Eso es también lo que está aquí, intentar llevar la naturaleza y lo que me inspira a una serie de piezas”, dice.

Discos, películas y la Lotería de Navidad

'Nuvole Bianche’ es la canción de Ludovico Einaudi que acompaña el anuncio de la Lotería de Navidad de este año. El tema cuenta con los arreglos de Joan Martorell.

Einaudi, uno de los pianistas más célebres de Italia, se crió en una familia repleta de fama: su abuelo fue el primer presidente de la República italiana, y su padre fundó la editorial homónima.

El músico ha editado una veintena de discos, entre álbumes de estudios y en directo. Su última creación se titula Elements y la presentará en tres conciertos en España en abril de 2016.

Sus melodías han servido de banda sonora para películas como Intocable.

De Berio, que fue su maestro en Italia, aprendió una música excelsa y compleja, que era una proclama y no solo burdo entretenimiento, hija de las vanguardias y de un contexto histórico demoledor inserto en un siglo XX convulso y terrible. “Esa generación fue la que empezó a plantearse cómo podía provocar al público, y mi generación y la posterior también quieren agitar a las masas, pero de una manera diferente. Generaciones posteriores a las de las vanguardias han querido promover un cambio, pero no tiene sentido seguir compitiendo en una batalla cuando la guerra ya ha terminado. Mi generación es la que crece en la revolución de la cultura popular de los 60, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, la de The Beatles, Hendrix, Bob Dylan. Hay una sensación diferente en nuestro interior”, cuenta el artista, que dice que sabe que no es un pianista virtuoso ni solo un compositor, sino un hombre que sabe hablar mejor con la voz del piano. “Sé el sonido que quiero crear, y sé que contiene todos los elementos de mis emociones y de ese halo de misterio que sé que también vive en mi interior. Mi música es una mezcla de lógica y sentimiento, un abanico de posibilidades que la música sabe explotar cuando todos los elementos van encajando y se insertan en ti y te mueven por dentro”, explica Einaudi. Añade que, aunque su música pueda parecer solo emocional, “la organización que hay detrás de ella, su arquitectura, está muy pensada”.

Einaudi a veces es visto como un compositor demasiado sencillo, algunos lo llaman pianista de la new age. Pero al italiano solo le importan esas críticas si encuentra detrás de la valoración un “razonamiento sólido” que le “aporte algo para mejorar y reflexionar” sobre lo que hace. Por lo demás, le da igual. La música es su manera de ver el mundo, la forma espiritual de acercarse al ser humano, su religión. “Creo que cuando escucho una cantata de Bach o el Réquiem de Mozart, más allá de su origen sacro, las siento como piezas religiosas porque desprenden un aura de religión libre. Eleva tu alma pero en un concepto abierto, en el que no prima la moralidad ni te encadenan las reglas, sino una religión en la que puedes ser tú mismo”. Por ese peso que le atribuye, no puede entender que en Italia o España la música no tenga peso en la enseñanza y se vea en un plano apartado y como algo casi suprimible. “La música es una manera muy completa de experimentar y vivir el mundo, no solo con el alma, sino también con el cuerpo. En la antigua Grecia, la Música estaba considerada a la misma altura que las Matemáticas y la Filosofía, mientras hoy en muchos países le damos una posición secundaria en las escuelas. No entiendo cómo podemos permitirlo”, concluye.

Más información