Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastián Castella, primera puerta grande en la feria de Palencia

El novillero peruano Roca Rey continuó su racha triunfal en la localidad segoviana de Cuéllar

Sebastián Castella cortó dos orejas, salió de la plaza a hombros y fue el triunfador de la corrida celebrada en Palencia, primer festejo de la Feria de San Antolín, en el que también han cortado un trofeo cada uno Miguel Abellán e Iván Fandiño.

Con un tercio de entrada, se lidiaron toros de la ganadería salmantina de Montalvo, con muchos kilos pero de desigual presentación y juego.

Miguel Abellán, silencio y oreja. Sebastián Castella, oreja y oreja, e Iván Fandiño, oreja y ovación.

Hubo buena disposición de Miguel Abellán en el primer toro de la tarde, pero sin lograr la brillantez deseada por la falta de colaboración de su oponente. En su segundo, realizó una faena deslavazada, sin conseguir un muletazo limpio tras varios desarmes. Incomprensiblemente, el público palentino, generosísimo en la víspera de su santo patrón, solicitó la oreja para el matador, que le fue concedida.

Castella, en el primero de su lote, realizó una faena muy larga con pasajes de alto voltaje artístico en los que prodigó los muletazos con ambas manos, en tandas que recibieron el entusiasmo de los espectadores.

Inició la faena al segundo de su lote con unos espeluznantes pases cambiados por la espalda en el centro del ruedo, y, a continuación, ofreció un recital de toreo templado, despacioso y bello que tuvo el refrendo de media estocada en su sitio y la unánime concesión de un trofeo que permitió al matador la salida triunfal a hombros.

Deslucido el toro y el torero, el trasteo de Fandiño a su primer toro no alcanzó las cotas artísticas deseables, aunque sí algunos pasajes vibrantes, culminados por una espléndida estocada. El triunfo de Castella motivó a Fandiño en el último de la tarde, al que realizó una faena intensa y algo acelerada que finalmente emborronó con la espada.

Roca Rey, triunfador en Cuéllar

El novillero peruano Andrés Roca Rey cortó dos orejas, una de cada novillo de su lote, y salió a hombros de la novillada picada celebrada en la localidad segoviana de Cuéllar, segundo festejo de su feria taurina, y el que Ginés Marín obtuvo también un trofeo.

Con un tercio de entrada, se lidiaron novillos de Sánchez Arjona, justos de presentación y de juego muy desigual.

Álvaro Lorenzo, palmas y ovación. Ginés Marín, silencio y oreja, y Andrés Roca Rey, oreja y oreja.

Finalizó la feria de Colmenar Viejo

El novillero José Aguilera fue el último triunfador de la feria madrileña de Colmenar Viejo, al cortar tres orejas y salir a hombros en la novillada sin caballos que puso fin a la feria taurina de la Virgen de los Remedios.

Con menos de media entrada, se lidiaron seis erales de La Ventana del Puerto, bien presentados y de extraordinario comportamiento en conjunto.

Juan Antonio Romero, vuelta a ruedo y silencio tras aviso; Alberto Aguilera, oreja y dos orejas, y Luis Manuel Castellanos.