Matisyahu acalla las tibias protestas con una llamada a la paz

El cantante judío estadounidense actúa en el festival Rototom de Benicàssim, donde los aplausos ganaron a los abucheos

El cantante Matisyahu, durante el concierto de esta noche
El cantante Matisyahu, durante el concierto de esta nocheBIEL ALINO / AFP

La tensión vivida en la última semana en torno al festival de música Rototom Sunsplash de Benicàssim (Castellón) se ha diluido en la madrugada de este domingo cuando el cantante judío estadounidense Matisyahu ha saltado al escenario. Una docena de banderas palestinas, abucheos y gritos de “¡Palestina libertad!” han recibido la salida del cantante cuyo verdadero nombre es Matthew Paul Miller, autor de una sólida carrera discográfica y que se ha visto envuelto esta semana en una agría polémica después de que el festival de música vetase su actuación por no pronunciarse sobre el conflicto palestino y, posteriormente, decidiese rectificar y pedirle disculpas.

A medida que avanzaba en su repertorio, una mezcla de reggae, hip hop y rock distribuida en siete canciones, los abucheos se han apagado y han dado paso a los aplausos y las ovaciones. A ello ha contribuido que Matisyahu pidiese en repetidas ocasiones “¡Paz, paz, paz!” e instase al multitudinario público que lo escuchaba: “¡Los que traigáis el corrazón por bandera levantad vuestras manos!”. Contento de actuar en España, el cantante judío estadounidense ha optado por no alimentar la polémica y ha cancelado una comparecencia pública ante los medios de comunicación prevista para antes del concierto.

Los partidarios del boicot a Matisyahu, alrededor de un centenar de personas, se han concentrado previamente a las puertas del recinto y han desfilado posteriormente con las banderas palestinas y pancartas con lemas como “Stop sionismo”, en medio de un visible dispositivo de seguridad, integrado por agentes de la Guardia Civil y agentes privados, que han registrado las mochilas del público que accedía al recinto para asegurarse de que no introducían ningún objeto peligroso.

La actuación del artista, también nominado a los premios Grammy en 2007, ha durado algo más de 45 minutos, tal y como había previsto la organización en el escenario central del Rototom Splash de Benicàssim. Matisyahu aseguró el pasado viernes en su cuenta de Facebook, una vez que el Rototom pidió disculpas: “La música gana, la libertad de expresión gana. Siempre he creído en el poder de la música para unir a las personas a pesar de la religión, la política o la geografía”. Y así lo ha querido hacer patente en su actuación en España.

La cancelación de la actuación de Matthew Paul Miller provocó esta semana pasada la reprobación del Gobierno español, del Ejecutivo valenciano, de las comunidades judías y de las embajadas de Israel y Estados Unidos, además de la práctica totalidad de los partidos políticos. Tan solo uno de los grupos del cartel, La Gossa Sorda, cuya actuación estaba prevista en la misma madrugada en el escenario Showcase, ha declinado tocar en protesta por la presencia del cantante judío estadounidense.

Una protesta organizada por el grupo BDS País Valencià, siglas que aluden a boicot, desinversión y sanción a Israel, secundada por distintos colectivos y organizaciones sociales, que han querido dar relevancia con sus actuaciones a la situación que sufre el pueblo palestino.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50