Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'rembrandt' robado en casa de los Philips fue pintado por sus alumnos

El intermediario que trató de revenderlo presta declaración este martes en Holanda

Autorretrato de un joven Rembrandt.
Autorretrato de un joven Rembrandt.

El cuadro robado el pasado año en Villa de Laak, una de las residencias holandesas de la familia Philips, fundadora de la multinacional electrónica, no fue pintado por Rembrandt. La obra representa a Tito, el hijo del artista, y se atribuye a su taller. La autoría de la producción del maestro del siglo de oro ha sido objeto de estudio durante décadas, y la fiscalía encargada del caso, ha hecho esta aclaración antes de que testificara el presunto intermediario de los ladrones. El pasado marzo dicho sujeto intentó ofrecer la obra al conserje de la casa asaltada. Hace un par de meses, un despacho holandés de detectives recibió una oferta por “un retrato de Rembrandt” presumiblemente del mismo mediador.

Sustraída junto con un reloj, ambas piezas siguen en paradero desconocido y están valoradas en dos millones de euros. La suma es inferior a las que suelen adjudicarse a Rembrandt, y había sembrado dudas entre los historiadores nacionales del arte. Los marchantes, por su parte, la siguen considerando invendible porque los alumnos del pintor eran muy buenos y conocidos. El paso del tiempo, además, ha revalorizado su propia producción.

Según los fiscales, el extraño gesto de acudir al portero de la finca respondería a que el cuadro es hoy propiedad de una aseguradora. Como sigue colgado en Villa de Laak (en Eindhoven, al sur del país) el detenido pudo intentar revenderlo a sus antiguos dueños por encargo de los ladrones.

Más información