Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Carolyn P. Boyd, la Historia de España desde California

Fue una de las grandes especialistas norteamericanas en la España contemporánea

Carolyn P. Boyd, catedrática de Historia en la Universidad de California.
Carolyn P. Boyd, catedrática de Historia en la Universidad de California.

Hace unos días falleció en su casa de Irvine (Estados Unidos) Carolyn P. Boyd, catedrática de Historia en la Universidad de California y una de las grandes especialistas norteamericanas en la España contemporánea. Desde su cátedra californiana, lo mismo que antes en Texas, Boyd fomentó con éxito los estudios sobre los siglos XIX y XX, como atestiguan sus numerosos discípulos y colegas, y encabezó la Society for Spanish and Portuguese Historical Studies, que reúne a cientos de iberistas. En el mundo universitario estadounidense, cada vez menos interesado por Europa, su figura sobresalía como un referente académico de primer nivel.

Porque Carolyn Boyd (1944-2015) fue una excelente historiadora. Sus trabajos, centrados en problemas fundamentales de la trayectoria española, delimitaron debates básicos y establecieron tesis muy sólidas. Se asentaban sobre una exhaustiva labor de investigación, en la que la consulta de innumerables fuentes no derivaba en un mero despliegue erudito sino que daba lugar a argumentos convincentes. Huyó también del lenguaje abstruso que suelen emplear los círculos especializados: sus textos son sobrios y claros, llenos de afirmaciones bien fundadas que llevan a conclusiones firmes. Como otros intelectuales de su generación, profundizó en nuestras dificultades para consolidar, con la legitimidad necesaria, un sistema democrático y una nación cohesionada.

Entre los temas que frecuentó en sus múltiples publicaciones destacan dos: el papel político del ejército y la construcción nacional a través de la enseñanza y la cultura. Su primer libro, resultado de la tesis dirigida por Joan C. Ullman, iluminó una cuestión crucial: la creciente intervención de los militares en la política española. La autora contaba, divertida, cómo los responsables de los archivos castrenses franquistas no tomaban en serio a aquella joven extranjera que leía sus papeles. Pero en La política pretoriana en el reinado de Alfonso XIII (edición española de 1990, revisión de la inglesa de 1979) trazó con maestría la marcha de las relaciones entre poder civil y poder militar, que marcaron el rumbo de la monarquía constitucional hasta desembocar en una dictadura. El peso del corporativismo, la debilidad de los gobernantes y el respaldo del rey a sus compañeros de armas explicaban esa deriva autoritaria.

Su segundo ámbito de interés fue la identidad española, articulada y discutida en terrenos culturales. Con otro libro ambicioso y decisivo, Historia Patria: política, historia e identidad nacional en España, 1875-1975 (2000), se adentró en los relatos históricos que nutrieron los manuales escolares durante más de cien años y comprobó la falta de acuerdo en materias centrales entre las diversas versiones del nacionalismo español. Un conflicto constante que afectó a la nacionalización de los ciudadanos. Estas preocupaciones alentaron nuevos proyectos sobre conmemoraciones y monumentos, que confirmaban su evolución desde una historia política concebida a la manera clásica hacia una historia cultural de la política, siempre de la máxima calidad. De talante modesto y abierto, esta brillante historiadora era además una persona extraordinaria, una amiga que no olvidaremos.

Javier Moreno Luzón es historiador y visiting scholar en la Universidad de California.