Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Thyssen aumenta el número de visitas pero pierde 4,5 millones en 2014

El museo reduce un 14% su déficit del ejercicio anterior

Evelio Acevedo, director gerente del Museo Thyssen, en la presentación de los presupuestos de 2014.
Evelio Acevedo, director gerente del Museo Thyssen, en la presentación de los presupuestos de 2014.

El museo Thyssen-Bornemisza, emplazado en Madrid, ha aumentado sus ventas en taquilla y el número de visitantes en 2014, pero el balance general sigue en números rojos. La pinacoteca ha perdido 4,5 millones de euros en el ejercicio económico del año pasado. Esta situación, sin embargo, supone una leve mejoría con respecto a 2013 al reducir el déficit en un 14%. El resultado lo ha anunciado este viernes el director gerente de la institución, Evelio Acevedo, que ha adelantado que los datos serán publicados oficialmente en el BOE el próximo 1 de agosto.

 

Balance

El Thyssen tuvo gastos de 27,3 millones y unos ingresos de 22,8 millones, lo que le lleva a un déficit de 4,5 millones. Esta cantidad incluye amortizaciones y otros conceptos contables. A esta cifra se le ha aplicado la tesorería disponible del año anterior, por lo que el déficit final es de 546.000 euros.

 

 

El Thyssen ha conseguido un repunte suave, aunque si se compara con los resultados de 2012 (en los que arrojó un saldo negativo de 22.462 euros), el balance sigue siendo llamativo. El gerente de la entidad señaló que los datos empeoraron desde ese año, cuando la Fundación Caja Madrid dejó de prestar tres millones de euros. Para Evelio Acevedo, la retirada de este apoyo y la crisis económica han hecho mella en el balance, a pesar de los ingresos de 22,8 millones en 2014. "En momentos de crisis, los recortes son generalizados. Por eso nuestra política este año ha sido de control y racionalización del gasto", señaló.

 

 

 

 

El pleito que comenzó en 2007 en Estados Unidos por la disputa de un cuadro de Pissarro también repercutió en el resultado negativo de las cuentas. El gerente ha explicado que el museo ha gastado 1,3 millones de euros desde que se inició el proceso judicial, a pesar del resultado favorable de la sentencia: "Aunque tengamos un final feliz no vamos a ser compensados. El juez ha propuesto que presentemos los gastos y que los demandantes, de forma simbólica, hagan un pago que no puede ser superior a 17.000 euros". La obra fue reclamada por los descendientes de una familia judía por considerar que fue robada por los nazis. Posteriormente, fue adquirida por el barón Thyssen.

 

 

 

 

Con todo, Avelio Acevedo ha valorado positivamente los resultados por el aumento de visitantes, 1.004.000 personas —un 6,5% mayor a los de 2013—. La exposición temporal con más afluencia ha sido la de Cézanne, con 203.533 tickets, seguida de Mitos del Pop, con 106.740. El aumento de turistas ha conllevado la subida de ingresos en taquilla—un 12% superiores a los de 2013— y el aumento de las ventas en tienda —un 9% mayor—. El alquiler de espacios privados también sube un 33%, y los patrocinios obtenidos han conseguido un incremento del 74%.

 

 

El plan estratégico que desarrolla el Thyssen desde 2013 comienza a notarse. Es la percepción de Acevedo, que ha destacado como principal novedad la inmersión tecnológica que está desarrollando la pinacoteca con la incorporación de apps en todas las exposiciones.

 

Sin acuerdo en el Paseo del Arte

El Paseo del Arte de Madrid, que ofrece una gran oferta cultural desde la plaza de Colón a la glorieta de Atocha —con el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen a la cabeza—, se convirtió en objeto de polémica por unas declaraciones del director artístico del Thyssen, Guillermo Solana, a EL PAÍS publicadas el pasado 1 de junio. Solana tildaba el Paseo del Arte como "salvaje Oeste", sobre todo por la "competencia desleal" de algunos espacios expositivos como la Fundación Mapfre y CentroCentro, y lamentaba la falta de coordinación en la programación. El responsable de CentroCentro, José Tono Martínez, manifestó a este periódico el pasado martes que había mantenido reuniones con representantes de los tres centros para acabar con esta descoordinación. Y Tono anunció que el Thyssen y CentroCentro estaban en conversaciones para un préstamo de tres obras de Kandinsky con motivo de la exposición que se abrirá en octubre en el palacio de Cibeles sobre el artista ruso. Solana desmintió ayer en Twitter que hubiera "un acuerdo" con CentroCentro. El último capítulo de este cruce de declaraciones ha llegado este viernes con el gerente del Thyssen, Evelio Acevedo, que ha matizado que no se hay pactado una entrada conjunta entre ambos espacios.