Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángela Molina triunfa como Cleopatra

La actriz encarna a una reina que ha perdido la ambición por conquistar tierras

Ángela Molina la noche del miércoles en el teatro romano de Mérida. Ampliar foto
Ángela Molina la noche del miércoles en el teatro romano de Mérida.

No era fácil sobresalir bajo las inmensas columnas del teatro romano de Mérida, Ángela Molina lo logró con su interpretación de reina de Egipto, en la obra César y Cleopatra, dirigida por Magüi Mira. Una monarca situada en 2015 que ha perdido su ambición por conquistar tierras por la fuerza y lanza una proclama en favor del diálogo y la paz. Ha ganado con el paso del tiempo serenidad, ha podido madurar su inteligencia y Cleopatra se presenta ante la historia como una mujer segura, dueña de sí misma y sabedora de hasta qué punto puede dominar a César, representado por Emilio Gutiérrez Caba.

La joven Cleopatra, interpretada por la actriz Lucía Jiménez, exporta sensualidad en cada uno de sus movimientos. Hubiese sido difícil para un César real no dejarse embaucar por la Cleopatra que pone en escena Jiménez. Poderosa, enamorada de la política, convencida de que está destinada a gobernar, culta y consciente de que para cumplir sus sueños debería estar al lado de otro gran estratega.

Emilio Hernández firma esta ucronía en la que los protagonistas se muestran en dos dimensiones diferentes: Ángela Molina y Emilio Gutiérrez Caba interpretan a César y Cleopatra en la madurez, Lucía Jiménez y Marcial Álvarez ofrecen su radiante juventud. El texto está cargado de humor, diálogos y discusiones entre las parejas sobre lo que hicieron y podían haber hecho a lo largo de su existencia.

El público en pie celebró la actuación de Angela Molina y del resto de los actores. Al término de la función los seguidores se agolpaban junto a ella con el deseo de inmortalizar un momento que ya es pasado y que ha quedado para la eternidad.

Más información