Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Miniferia de la Comunidad

Tarde emocionantísima, de dolor y triunfo, en Madrid

Dos toreros heridos graves, Ángel Teruel y López Simón, y puerta grande para este y para Morenito de Aranda

El torero Ángel Teruel sufrió una cogida en su primer toro.
El torero Ángel Teruel sufrió una cogida en su primer toro. EFE

Corrida emocionantísima la celebrada en Las Ventas con motivo del día de la Comunidad. Dos toreros heridos -Ángel Teruel, de gravedad, corneado en el muslo izquierdo, y López Simón, en la parte posterior de la pierna derecha-, puerta grande para Morenito de Aranda, que mató cuatro toros y le cortó las dos orejas al quinto de la tarde, un animal muy encastado y fiero, y también para López Simón, que se vio obligado a cambiar la salida a hombros por la enfermería, y una corrida de toros excelentemente presentada, de juego variado y manso en los caballos, que se movió en banderillas y derrochó casta en el tercio final. En fin, un festejo apasionante, con toros codiciosos y toreros heroicos, modestos los tres, que llegaron a Las Ventas con la responsabilidad a flor de piel, y dispuestos a dejarse la vida por un triunfo.

Montealto/Morenito, Teruel, Simón

Toros de Montealto, muy bien presentados, mansos y encastados; codicioso el quinto, muy aplaudido en el arrastre.

Morenito de Aranda: estocada _aviso_ (ovación); pinchazo y media tendida (silencio); estocada (dos orejas); estocada (vuelta).

Angel Teruel: fue corneado cuando muleteaba a su primer toro.

López Simón: pinchazo, estocada, _aviso_ y dos descabellos (oreja); estocada _aviso_ (oreja).

Plaza de las Ventas. 2 de mayo. Corrida goyesca. Media plaza.

La tarde ha sido, al final, para Morenito de Aranda, torerísimo todo el festejo, muy firme, muy entregado y decidido a exprimir las embestidas dificultosas de sus oponentes para alcanzar la gloria. El triunfo grande lo alcanzó ante el quinto, un tío de las láminas de La Lidia, astifino y poderoso, que salió con el ánimo de hacerse el dueño del ruedo. Manseó en el caballo, persiguió a los banderilleros y llegó a la muleta crudo y con una fiereza deslumbrante

Se encontró, entonces, con un torero hecho y derecho, dispuesto a jugarse la vida de verdad, consciente de que ese toro llevaba dos cortijos en sus astifinos pitones. Y Morenito aguantó los gañafones de su oponente, templó su acelerado tranco y consiguió tandas por ambas manos que fueron un monumento al mando y al poderío inteligente de un torero firme y asentado. Fue una labor muy meritoria que caló en los tendidos y alcanzó su clímax cuando cobró una estocada que supuso el premio justo de las dos orejas.

No bajó su tono ante su primero, un animal complicado y soso; mató con rapidez el que cogió a Teruel, y demostró su buen momento ante el más parado sexto, al que tumbó de una gran estocada

Otro héroe de la tarde fue López Simón. Muy decidido y afanoso, hambriento de triunfo desde que se abrió con el capote ante su primero, labró una faena de momentos de honda calidad y resultó herido a la hora de matar al animal. Hizo de tripas corazón y se mantuvo en el ruedo con una cornada en la pierna derecha. Mejor estuvo ante su segundo, con sentido del temple y la ligazón. Renqueante, con visibles gestos de dolor, acabó de estocada y triunfó de nuevo, aunque pasó a la enfermería, de la que ya no salió. El parte del equipo médico informa de que sufrió una "herida por asta de toro en tercio inferior cara posterior muslo derecho con dos trayectorias, una descendente de 10 cm, que alcanza hasta cara posterior de rodilla contusionando paquete vásculo nervioso poplíteo, y otra ascendente de 25cm que produce destrozos en músculo isquiotibiales y contusiona nervio ciático". Pronóstico grave.

Ángel Teruel está poco toreado y se le notó en exceso. Cuando muleteaba a su primero con la zurda fue cogido y sufrió una "herida en la cara anterior muslo izquierdo, con una trayectoria de 20 cm, que contusiona paquete femoral y produce destrozos en músculos aductores, con orificio de salida". Pronóstico grave.