Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Compañía Nacional de Danza lanza una “señal de alarma”

Los bailarines del conjunto piden una mejora en sus condiciones laborales

Un ensayo de 'Don Quijote-Suites', de la Compañía Nacional de Danza.
Un ensayo de 'Don Quijote-Suites', de la Compañía Nacional de Danza.

"Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza deseamos lanzar una señal de alarma". Así arranca el comunicado remitido a los medios por los artistas de la CND. Y, a continuación, los bailarines detallan las razones de su preocupación. Entre ellas, la principal: "Nuestras condiciones laborales de nuevo vuelven a recaer en las mismas problemáticas, poniendo nuestra situación profesional en grave peligro".

Como recuerda el propio documento, "tras la crisis surgida durante los espectáculos de abril del pasado año en el Teatro Real", los bailarines llegaron a un acuerdo con el INAEM, para un complemento salarial que sin embargo finalizó el pasado diciembre. "Nuestra situación pasó a ser exactamente la misma de hace un año. Es decir, siendo dependientes de las 60 horas extras que estipula la normativa laboral", una cantidad que la compañía ya alcanzará en unas pocas semanas, según el documento.

"La CND lleva meses de actividad incesante. En enero bailamos en París, en el Teatro de los Campos Elíseos con gran éxito de público y crítica, después de haberlo hecho con gran repercusión en China y en Japón, llevando con orgullo por el mundo la Marca España. Una clara señal de que somos una entidad que funciona y que cumple excelentemente con sus compromisos laborales. Con las numerosas giras que hemos realizado desde principios de año, alcanzaremos las 60 horas extras anuales remuneradas, en el mes de abril, durante el estreno de nuestra nueva producción de Carmen en el Teatro de la Zarzuela. Siendo así, la continuación de los espectáculos de la CND seriamente amenazada, además de que nuestro salario volverá a ser inferior a mil euros", agrega el comunicado.

Fuentes del Inaem dicen que los bailarines no deben tener ninguna preocupación, porque están "solucionadas todas sus reivindicaciones" y que están trabajando en la continuidad de su acuerdo de trabajo. Los bailarines de la CND denuncian, sin embargo que, para no paralizar la temporada, se les pide seguir trabajando y realizando horas extras "a cambio de tiempo libre", lo que, aseguran, es "totalmente incompatible con la agenda de la compañía" y también con la necesidad de un bailarín de practicar todos los días. "Trabajamos con esfuerzo para ofrecer una imagen de calidad y excelencia, pero nuestras condiciones son cada vez peores. De hecho, ni siquiera ya tenemos la asistencia médica requerida, puesto que los dos fisioterapeutas de la compañía solicitaron una excedencia a principios de temporada y sus plazas continúan vacantes. Obligándonos a enfrentarnos a situaciones en las que somos nosotros, los bailarines de la CND, los que debemos pagarnos los servicios de un fisioterapeuta si queremos seguir adelante con nuestras jornadas laborales o prevenir lesiones futuras".

"Ha llegado un punto en el que no tenemos ni los cuidados básicos que requerimos para ejercer nuestro trabajo con dignidad y con seguridad. Desde nuestro orgullo profesional y vocacional, deseamos realizar el trabajo que defendemos de una manera impecable y con la calidad artística que una entidad así merece, pero para ello necesitamos de ciertas condiciones laborales dignas, como digno es llevar la danza, el arte y la cultura española a los escenarios del mundo", concluye el comunicado. Por su parte, desde el Inaem aseguran que Función Pública ya ha aprobado la incorporación de los dos fisioterapeutas.

Más información