Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces deniegan a la Fundación Alba la venta de una carta de Colón

La entidad quería vender el manuscrito por 21 millones en la casa de subastas Christie’s

Cristobal Colón Ampliar foto
Retrato de Cristóbal Colón.

La Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha prohibido a Fundación Casa de Alba, en una sentencia que ha alcanzado firmeza, vender en la casa de subastas Christie's una carta enviada en 1498 por Cristóbal Colón a su hijo Diego. La Fundación Casa de Alba, propietaria del documento, se había opuesto a una resolución de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturas, del 8 de noviembre de 2013, que denegaba la exportación de la misiva dirigida por el almirante Colón.

La fundación quería desprenderse de este manuscrito en subasta porque necesitaba el dinero para mantener su legado. Argumentaba que el almirante había escrito siete cartas y que la que quería vender no era la más importante. Está firmada el 29 de abril de 1498. Su nombre oficial es Carta autógrafa de Cristóbal Colón a su hijo Diego y está escrita en papel. Mide 162 milímetros por 200. Su valor es de 21 millones de euros y procede del archivo del almirante.

Patrimonio replicó en una resolución del 6 de noviembre de 2013 que el documento era "un bien de relevancia excepcional para el Patrimonio Documental Español, dada la importancia del personaje y de las colecciones de las que ha formado parte". Igualmente, sostenía que el documento fue cedido al Archivo General de Indias, después de la Exposición de 1929. "Se entiende que la carta que se ofrece en venta forma parte de un patrimonio único, el archivo privado de Cristóbal Colón, aunque se custodie en dos sedes separadas. Se trata de parte de un mismo fondo que debería haberse conservado unido".

La Fundación, en cambio, mantiene que "necesita fondos para su sostenimiento", y que la "elección de esta carta concreta se ha efectuado con cautela". Para justificar su subasta, la Fundación Casa de Alba, esgrime que el manuscrito "es el de menor relevancia histórica", que "se trata de correspondencia doméstica" y que es "un elemento aislado en el archivo Alba". También que "su retirada no rompe la continuidad del resto de documentos". Asimismo, explican que ya ha sido editado en facsímil y que Reino Unido es miembro de la Unión Europea, por lo que subastarlo allí va contra los principios de "libre circulación".

Los magistrados del tribunal han rechazado ahora todos los argumentos de la fundación y deniegan la petición de venta. Igualmente, piden a la Comunidad de Madrid que incluya el manuscrito en el listado de Bienes de Interés Cultural (la máxima protección legal posible).

Más información