Podemos aterriza en el mundo de la cultura sin propuestas concretas

Los responsables del partido político afirman que toman su inspiración de modelos de varios países europeos

Jorge Lago, uno de los responsables del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.
Jorge Lago, uno de los responsables del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.

Se han presentado en público con la intención de resolver los problemas culturales de este país sin propuestas concretas. Podemos no quiere pillarse los dedos ofreciendo cifras o soluciones contundentes sin antes haber mantenido encuentros o conversaciones con los responsables de diversas entidades y actores del mundo cultural nacional. Estas reuniones formarán parte de los contactos que a lo largo de los próximos meses quieren entablar con responsables de museos, teatros o instituciones nacionales para tomar el pulso de la situación y conocer las carencias de primera mano. Su objetivo: elaborar un programa que les permita llevar adelante un proyecto que garantice la cultura como derecho y servicio público.

Quieren construir una política cultural que, según dicen, "ha sido inexistente en los últimos 30 años" y para ello no tienen un único espejo en el que reflejarse. "Nos gustan las iniciativas de apoyo que existen en Francia con la industria cinematográfica, la ley de mecenazgo de República Dominicana o los escasos impuestos con los que están gravados la cultura en los países nórdicos". El Círculo de Cultura de Podemos está formado por más de trescientas personas de todos los puntos del país que proceden de distintos ámbitos del mundo cultural. Su intención es conformar una propuesta electoral para las próximas elecciones generales "que no sea solo de un partido político sino un programa del conjunto de la sociedad que esté a la altura del momento histórico que vive este país".

Han dejado claro que quieren bajar el IVA cultural, situado en estos momentos en el 21%, y para ello han mantenido contactos con los responsables económicos de su partido, pero, hasta el momento, se niegan a ofrecer una cifra que lo sitúe por debajo del 5 % como existe en algunos países de la Unión Europea. Reclaman y prometen mayor transparencia en la asignación de puestos institucionales sin especificar si mantendrán o no el Código de Buenas Prácticas para la elección de cargos en instituciones culturales que fue aprobado durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. En el documento base que presentaron los miembros del Consejo Ciudadano Estatal Belén Guerra y Jorge Lago, así como con los miembros del Círculo Podemos Cultura Jazmín Beirak y Pablo Iglesias Simón del Círculo de Podemos Cultura, se aboga por "reordenar" los impuestos directos e indirectos, así como por implantar un IVA superreducido porque, según ha apuntado Iglesias Simón, "no puede estar dónde está". Además, considera necesario articular una legislación de desarrollo y financiación cultural que "fomente la colaboración de particulares y entidades probadas que vaya más allá de objetivos cosméticos o de amortización fiscal".

Hubo alusiones a la piratería y apuestan por crear medidas eficaces para atajarla. "Tiene que ser tan fácil realizar descargas legales como ilegales", puntualizó Pablo Iglesias Simón, aunque no quiso responder si su partido es partidario de cerrar por ley las páginas web de descargas ilegales. Tampoco tienen claro cómo se articulará una ley de mecenazgo, que el gobierno del Partido Popular no ha logrado sacar adelante a pesar de que era una de sus propuestas en el programa electoral, y que ellos creen que es necesaria para poner en marcha proyectos a medio o largo plazo, una ley que no tenga como objetivo único la desgravación fiscal para las empresas.

En el ámbito de los medios de comunicación, Podemos tratará de "equilibrar el panorama de medios públicos y privados"; crear una autoridad reguladora independiente que supervise el cumplimiento de las leyes del sector audiovisual; promover la gestión independiente de la red de radiotelevisiones públicas; y desarrollar un marco legal y un espacio definido en el espectro radioeléctrico "que permita cumplir los objetivos de una comunicación local, próxima y democrática".

La que sí fue clara fue la violonchelista Belén Guerra que respondió sin titubeos que sería partidaria de poner en funcionamiento en España el programa de orquestas que impulsó el maestro José Antonio Abreu con la creación del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela para niños en riesgo de exclusión social y del que han surgido directores con proyección internacional como Gustavo Dudamel.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50