Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto Cervantes habla de medio millón de pérdidas en 2013

El Estado rebajó su aportación en 28,1 millones de euros y descendieron los servicios

Fachada del Instituto Cervantes, en Madrid.
Fachada del Instituto Cervantes, en Madrid.

El Instituto Cervantes asume que en 2013 perdió 495.919 euros. "Los 19,1 millones de euros de déficit económico recogidos en sus cuentas corresponden a la contabilidad financiera y no a la presupuestaria", explicó un portavoz a Europa Press.

El Cervantes ha explicado que la diferencia es que la contabilidad financiera recoge gastos que se podrían imputar a varios cursos. Atendiendo únicamente a la contabilidad presupuestaria, los ingresos serían de 100,4 millones de euros y los gastos netos de 100,9 millones de euros, de lo que saldrían las pérdidas de 495.919 euros.

Los 19 millones son casi  cuatro veces más de los 4,5 millones de pérdidas del año 2012, según la cuenta de resultados del centro publicadas este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y registradas por la citada institución. Según dichas cuentas, el instituto alcanza unos ingresos por subvenciones y transferencias de 51,4 millones, resaltando que su principal fuente de financiación son las transferencias que recibe de la Administración General del Estado. En el ejercicio 2013, estos ingresos fueron de 79, 5 millones. Las pérdidas en el presupuesto financiero se deben al descenso de la aportación  económica por parte del Estado y en las ventas y prestaciones de servicios. El Instituto Cervantes acometió este año un plan de ahorro en gasto corriente pasando de los 56,4 en 2012 a los 42,3 millones de euros en 2013.

Entre las transferencias privadas, el centro destaca algunas recibidas Telefónica (300.000 euros), Fundación Repsol (15.000 euros), Fundación Iberdrola (70.000 euros) o Grupo Mahou (12.500 euros). Además, en este año la entidad ha alcanzado por las actividades que realiza un resultado de operaciones comerciales de, aproximadamente,18 millones de euros (en torno al 21% del presupuesto de los ingresos).

En el apartado de gastos de personal, el Instituto Cervantes destinó  55,7 millones de euros frente a los 57,4 del ejercicio anterior, dos millones de euros menos que en 2013.El número medio de empleados en 2013 ha sido de 1.049 personas, mientras que cerró el año con una cifra de 1.033 trabajadores (814 de ellos en centros y 219 de ellos en sedes). Para 2014 el Ministerio de de Asuntos Exteriores ha destinado cuatro millones de euros de los que algo más de tres se invertirán en la renovación de personal en algunos de los centros que tiene por el mundo.

Entre las actividades principales del Cervantes se encuentra la creación de centros y organización de cursos para la enseñanza del español, así como la organización de pruebas de verificación de conocimiento del español, entre otras. En las cuentas, el instituto refleja la tramitación de 130.128 matrículas (8.000 menos de las previstas), la impartición de 10.791 cursos (900 menos de los estimados) u 85 cursos de formación de profesores (dos menos de los previstos). Por el contrario, las candidaturas inscritas al examen DELE fueron superiores a las previstas (64.163 frente a las 62.300 estimadas).

En el próximo ejercicio el Instituto Cervantes contabilizará como ingresos la venta del derecho de arrendamiento del edificio de Londres por el que ha obtenido una cifra aproximada a los 14 millones de euros y el de Tel Aviv que se ha vendido por algo más de dos millones de euros. Siguen en venta el edificio del centro en Bruselas, un piso en Sao Paulo y otro en el Pireo que hasta el momento no han obtenido comprador.