Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reina Letizia inicia su nueva agenda con una visita al Prado

Doña Letizia inaugura la exposición sobre El Greco en la pinacoteca madrileña

La reina Letizia a su llegada a la exposición de El Greco en el Prado. Ampliar foto
La reina Letizia a su llegada a la exposición de El Greco en el Prado. AFP

Letizia, reina, ha iniciado su nueva agenda de trabajo con una visita a uno de los templos de la cultura española: el Museo del Prado. Lo ha hecho para inaugurar una muestra sobre El Greco y la pintura moderna, que ofrece una selección de 25 obras junto con 80 trabajos que demuestran su influencia en otros artistas. Se trata de una de las exposiciones más esperadas del año. Una importante cita para la nueva reina de España que asume, como parte de su tarea institucional, su apoyo y presencia en los grandes actos de la cultura con mayúsculas, y una feliz coincidencia para ella que siempre ha mostrado su interés por el arte. Una labor de representación que hasta ahora correspondía a su antecesora, doña Sofía.

La presencia en la puerta de Velázquez de decenas de medios de comunicación despertó la curiosidad de la gente. "Que viene la Reina" anunció una señora que presenciaba el revuelo desde un banco del paseo para aclarar a continuación: "Sofía no, la otra, Letizia".

El Greco es uno de los pintores que más interesan a la Reina. Por eso el pasado 22 de mayo, cuando los entonces príncipes de Asturias celebraban una década de matrimonio, doña Letizia y don Felipe decidieron pasar el día en Toledo visitando la exposición dedicada al pintor. En esa fecha ellos sabían que un mes después el relevo al frente de la Corona ya se habría producido y que muy probablemente a la nueva Reina le correspondería presidir esta inauguración.

El pasado 22 de mayo visitó la exposición del pintor en Toledo

Que a Letizia le gusten este tipo de actos no se pone en duda como tampoco que desde el pasado jueves algo ha cambiado en su forma de presentarse en público. Letizia se ha transformado desde que Felipe VI ha llegado al trono. Da la sensación de que se siente más segura aunque se sabe más observada que nunca por su nuevo papel. Esa rigidez que le ha acompañado en los últimos años como consecuencia de su obsesión por la perfección parece que se está disipando. Sonríe más y se muestra más cercana. Está feliz por la responsabilidad asumida por su marido y dispuesta a colaborar con él en la tarea de renovar la monarquía. Además, ahora ya no está obligada a seguir las normas impuestas por otros y con las que a veces no estuvo de acuerdo. Son su marido y ella quienes deciden la manera en que representan a la Corona.

Acompañada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y 500 invitados recorrió la exposición durante una hora más atenta a la comitiva que a las obras. Mientras, el personal de la Casa del Rey explicaba que viven al día preparando la que será la agenda real ya que los nuevos monarcas quieren marcar su estilo.

El presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, saluda a la reina Letizia ante la mirada del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. ampliar foto
El presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, saluda a la reina Letizia ante la mirada del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. AFP

No es un secreto que doña Letizia se muestra muy interesada por todo lo que tiene que ver con la cultura. Siempre se ha revelado como una gran lectora. Su regalo de pedida a su marido fue, además de los clásicos gemelos, un libro antiguo de gran valor. Si su hija mayor se llama Leonor es porque tiene muchos vínculos históricos que les gustaban a sus padres y que rastrearon en las bibliotecas. Y hay más. Letizia contó que una de las cosas que le enamoró de Felipe fue su interés por la literatura. Los dos aseguran ser grandes lectores, pasión que intentan inculcar a Leonor y Sofía.

En estos diez años tampoco ha pasado inadvertida la preocupación de doña Letizia por el uso del lenguaje. En un discurso pronunciado por la entonces princesa hace 13 meses en el Seminario Internacional de Lengua y Periodismo El lenguaje de la crisis, organizado por la Fundéu BBVA y la Fundación San Millán de la Cogolla, defendió su correcto uso poniendo como ejemplo la terminología empleada para hablar de la crisis. Y se fijó en algunos casos: “No es lo mismo decir ayudas que rescate, recesión por crecimiento negativo o reestructuración en vez de recortes". Por ello pidió al congreso que concluyera con "guías claras" para "afinar con las palabras lo que pensamos" algo que "agradecerán los ciudadanos, periodistas o no".

Otro tipo de arte también está presente en la vida cotidiana de la nueva reina, desde las salidas al cine con su marido a pequeñas salas de Madrid donde no se pierden ningún estreno, hasta su presencia en ciclos de películas antiguas en El Matadero o su asistencia a conciertos de música pop o rock con algunos amigos que le han valido muchas críticas.

No es un secreto que se muestra muy interesada en temas de cultura

Pero hasta hoy su presencia en el Museo del Prado salvo alguna pequeña excepción solo ha sido a título personal. Doña Letizia en su tiempo libre se ha ocupado de llevar a sus hijas a ver la pinacoteca. De hecho, este año, los todavía príncipes de Asturias felicitaron la Navidad con una imagen en la que aparecían con sus niñas en una de las salas durante una de esas visitas a El Prado. Juntos posaron ante un retrato de La infanta Margarita de Velázquez.