Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La artista Soledad Sevilla, Premio Arte y Mecenazgo

El jurado del galardón, que también reconoce la labor de galeristas y coleccionistas, destaca su excepcional tránsito por la abstracción 'racional'

La artista Soledad Sevilla, en Bilbao (2005).
La artista Soledad Sevilla, en Bilbao (2005).

Soledad Sevilla (Valencia 1944) se ha sentido siempre cómoda en los grandes espacios, y así lo explica con voz sosegada a través del teléfono tras haberse anunciado que es la ganadora del Premio Arte y Mecenazgo en la categoría de mejor artista de 2014, un galardón que además reconoce la labor de galeristas y coleccionistas, como referentes en "el estímulo de la escena artística española", como señala la organización. El jurado, compuesto por Francisco Calvo Serraller, María de Corral y Bartomeu Marí, ha destacado de Sevilla "que transita una de las vías excepcionales del arte español: la abstracción 'racional', donde forma y color han sido conjugados desde el ámbito de la pintura en los años 70 hasta instalaciones y obras de gran envergadura'. La transformación del espacio, de su percepción, dimensiones y fronteras es precisamente sello de su arte. La distinción está dotada con 50.000 euros, 20.000 de los cuales se destinan a la producción de un libro de artista. Además Sevilla recibirá una escultura de Miquel Barceló especialmente realizada para estos premios que impulsa La Caixa.

Soledad Sevilla es una creadora que en sus cuarenta años de trayectoria ha combinado la pintura sobre soporte plano con las instalaciones tridimensionales. De la geometría como base ha ido viajando hacia la búsqueda de una experiencia sensorial y orgánica. En ese recorrido, se ha movido además de la investigación conceptual a una emocional y poética. Las mismas preocupaciones artísticas han guiado siempre su hacer profesional: la valenciana explora el espacio, la luz, el color y el tiempo, en un juego en que la percepción llega a experiencia emocional. Receptora de distinciones como el Nacional de Artes Plásticas de 1993 o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de 2007, recibe el de Arte y Mecenazgo "con gran satisfacción". "Considero que valora toda una trayectoria y es muy importante", relata, mientras se muestra orgullosa de acompañar a las otras tres grandes figuras del arte que lo han logrado. Los Premios Arte y Mecenazgo se crearon en 2011 y desde entonces han reconocido también la obra de Isidoro Valcárcel Medina, Elena Asins y Eva Lootz.

Soledad Sevilla posando, ante su montaje 'El tiempo vuela', en la galería Soledad Lorenzo de Madrid. ampliar foto
Soledad Sevilla posando, ante su montaje 'El tiempo vuela', en la galería Soledad Lorenzo de Madrid.

La Fundación Arte y Mecenazgo resalta la constante investigación por la que se caracteriza la obra de Sevilla, y el lenguaje personal que ha estado patente desde sus comienzos. El jurado considera sobresaliente la coherencia, —sus palabras tranquilas la reafirman—, generosidad e independencia de una artista que ha renunciado a la proyección mediática en su camino. Y ella no niega lo pedregoso de ese recorrido: "Los artistas producimos, trabajamos... mucho de esto no sale a la luz pública, da la impresión de que no trasciende...". Por eso los premios son importantes, dice, además de la posibilidad que este último le brinda de decidir su libro de artista.  

La artista ha perseguido un diálogo entre distintas formas de expresión desde que desplegara en 1989 inmensos rollos de papel con elaborada geometría para transformar el campus del M.I.T. (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Otro ejemplo lo da en la serie de pinturas Alhambra (1984-1986), en las que la luz, el agua y las formas en tramas geométricas. Sevilla rinde un homenaje con sus Meninas (1981-1986) a través de la geometría a las dimensiones espaciales del cuadro de Velázquez o hace de la luz otro material en su instalación Toda la torre de 1990, en la que por las tramas de hilos dentro de la Torre de los Guzmanes en La Algaba. 

'Temporada de lágrimas' de Soledad Sevilla, en el jardín de Caixafòrum de Barcelona. ampliar foto
'Temporada de lágrimas' de Soledad Sevilla, en el jardín de Caixafòrum de Barcelona.

La reflexión sobre lo elemental lleva a interrogarse sobre la existencia misma y su condición. En la instalación Escrito en los cuerpos celestes (2012) intervino en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid con una estructura que reafirmaba lo irresoluble del misterio de la vida y recreaba su arquitectura. Su siguiente proyecto será en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga en 2015 que abordará en otra de esas instalaciones que aman los grandes espacios.