Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lasaña de Mina y Sophia Loren

Bimba Bosé y Julia de Castro estrenan 'Antipasti', un concierto entre micrófonos y fogones

El espectáculo compone un homenaje a la grandeza y el 'kitsch' de la música italiana

Julia de Castro (i) y Bimba Bosé, en el madrileño Mercado de San Antón. Ampliar foto
Julia de Castro (i) y Bimba Bosé, en el madrileño Mercado de San Antón.

De Raffaella Carrà a Mina, de Louis Prima a Fred Buscaglioni, del risotto a la lasaña. Entre Parole, parole y Azzurro, la imagen del país se ha construido internacionalmente a golpe de orquesta, swing y pasta. Bien lo sabe Bimba Bosé (Roma, 1975) por familia, y Julia de Castro (Ávila, 1984) por carrera. Ahora, uniendo las raíces de una y la maestría en folclore napolitano de otra, las dos mujeres recorren la música y la gastronomía italiana para cocinar Antipasti, un concierto que reproduce el lado excesivo, seductor y alegremente kitsch del país mediterréneo y que se representa en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid a partir del 14 de febrero.

“El comienzo fue música italiana y dos mujeres al micro y al fogón”. De Castro conoce bien el discurso después de más de tres años con la obra rondándole la cabeza. Cuando ella y Bimba Bosé empezaron a barruntar la idea, la abulense no había formado todavía De la Puríssima, la banda de renovación del cuplé que la ha catapultado a la escena madrileña, y la modelo no estaba embarazada aún de su hija pequeña, June, que va a cumplir tres años. Un proceso de creación que ha sido todo un parto. “O un aborto”, precisa Bosé entre risas, “ahora que está tan en boga. Porque hubo dos intentos fallidos de estrenar”.

'Teaser' de 'Antipasti', interpretado por Bimba Bosé y Julia de Castro y dirigido por David Priego. 

En esa travesía del desierto trufada de distintos proyectos (viajes a China con la banda para De Castro, el grupo The Cabriolets para Bosé, entre otros), el aspecto de Antipasti se ha ido modificando. La idea original del director Félix Sabroso (que finalmente no firma el proyecto) se ha simplificado hasta llegar al concierto para dos voces y tres instrumentos que es actualmente, orquestado por David Priego. “Hace cuatro años el panorama no era el que es ahora”, explica De Castro. Y su compañera completa: “Hemos adoptado el formato más económico, más fácil, más factible”.

La estructura es sencilla: 16 canciones (hits como Tintarella di Luna de Mina o Sono un simpatico de Celentano) con un texto, apenas esbozado, como hilo conductor. Los “temazos”, elegidos por intuición y gustos comunes, componen la lasaña que sirven en el tejado de su casa los personajes de Eleonora (bautizada con el nombre real de su álter ego, Bimba Bosé) y Hortensia (Julia de Castro). Estas dos mujeres de carácter, pérdidas en algún punto entre los 50 y los 70, parecen un collage de las muchas y grandes divas que ha dado la cultura italiana.

Los personajes de Eleonora y Hortensia toman como referencia a Sophia Loren y a los personajes de 'La notte brava'

Como diosa entre diosas, Sophia Loren. Y como sus representantes terrenales, dos mujeres que forman parte de esa otra Italia en blanco y negro, más real y desgarradora pero igualmente excesiva. "Nacen de La notte brava", explica Bosé. La película de Mauro Bolognini de 1959 —al guion, Pasolini en uno de sus primeros trabajos para el cine— está protagonizada por unos cuantos jóvenes "de moral frágil", según el tráiler de la época, y las prostitutas a las que contratan. Dos de ellas, interpretadas por Elsa Martinelli y Rosanna Schiaffino, fueron el primer gérmen de las cocineras de Antipasti

"Son dos tías muy femeninas, muy diferentes, y arrolladoras. Muy parecidas a nosotras", confiesa De Castro. Bimba Bosé completa la idea: "O una caricatura. Tienen nuestra esencia, pero extremada". La dulzura corre a cargo de la abulense, mientras que la romana se lleva la parte "cañera". La segunda cocina de fábula, mientras que la primera se limita a ser buen comensal. Eso sí, ambas son esencialmente libres. Así se muestran en el punto álgido del espectáculo, una interpretación de I'm a woman en la versión casi humorística de Raquel Welch y Cher. Y así lo dice Eleonora: “Esta noche voy a ser quien yo quiero”. Contagiadas de esa libertad, o viceversa, las intérpretes se permiten soñar. Con un disco del espectáculo —para el que dicen tener posible productor—, con una gira por España... Y con Las Vegas si hace falta. Para eso han ideado Antipasti en el tejado, para no tener que poner los pies en el suelo. En palabras de Bimba Bosé: "Con lo poco que nos queda, que ya no nos permiten ni manifestarnos en la calle... Por soñar, soñemos".