Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Philip Seymour Hoffman tenía en su casa 50 papelinas de droga

Fuentes de la investigación confirman que se trata de heroína

La policía también encuentra más de 20 jeringuillas

Hoy se le practica la autopsia al cadáver del actor

El actor Philip Seymour Hoffman en el último festival de Sundance. Ampliar foto
El actor Philip Seymour Hoffman en el último festival de Sundance. AP

Agentes de la policía de Nueva York han encontrado en casa del fallecido actor Philip Seymour Hoffman al menos 50 papelinas de heroína, han confirmado fuentes de la investigación. Los investigadores han hallado también varias botellas con medicamentos y más de 20 jeringuillas en una taza de plástico.Las papelinas están marcadas, unas con letras púrpuras en las que se lee  Ace of Spades, otras con un as de corazones . Al menos cinco estaban vacías  y en la basura. su precio en la calle, según la policía, es de 4 euros la papelina. Hoy se llevará a cabo la autopsia sobre el cadáver del intérprete.

El actor fue hallado muerto este domingo, a los 46 años, en su apartamento de Nueva York con una jeringuilla clavada en el brazo. Lo encontró un amigo guionista, a las 11.30. En The New York Times, un oficial de la policía asegura: "Está bastante claro que fue una sobredosis. La jeringuilla estaba en su brazo"

A sus 46 años, Seymour Hoffman estaba considerado uno de los más brillantes actores actuales. Ganador del Oscar por Capote, candidato tres veces más con La guerra de Charlie Wilson, La duda y The master, también tuvo una fructífera carrera en teatro: compitió dos veces por los Tony. Y en televisión también estuvo dos veces compitiendo por el Emmy. "Soy un perfeccionista, un problema si eres actor. Cada entrada en escena es la primera vez. Yo no repito tomas, sino que vuelvo a hacerlas. Son conceptos diferentes", contaba en una entrevista en el suplemento Tentaciones.

Sus dos últimos estrenos en España han sido El último concierto, en el que encarna a un segundo violín de un talentoso cuarteto de cuerda, y Los juegos del hambre: en llamas, una serie que tendrá que replantearse ahora cómo retomar su personaje. Recién estrenada en Estados Unidos queda God's pockett, y pendiente aún de su lanzamiento comercial está la que puede que sea una enorme y postrera interpretación: la que regalan A most wanted man, thriller dirigido por Anton Corbijn. Ambas fueron proyectadas en el pasado festival de Sundance.

Más información