Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'TÚ ERES EL SIGUIENTE'

La hora del ‘mumblegore’

El resultado del quinto trabajo en solitario de Adam Wingard es una película tan sádica como brillante

Un momento de 'Tú eres el siguiente'. pulsa en la foto
Un momento de 'Tú eres el siguiente'.

Algunos críticos norteamericanos han bautizado con el término mumblegore a la nueva ola de cineastas independientes que han empezado a renovar las claves del terror más allá de las corrientes mayoritarias del género. El término es una mutación de mumblecore, la variedad de cine indie americano que, con cineastas como los hermanos Duplass o la brillante Lynn Shelton a la cabeza, basa su identidad en un nuevo naturalismo, forjado con presupuestos ínfimos y actores no profesionales. Películas colectivas como The ABCs of Death (2012) o la saga iniciada por V/H/S (2012) han dado a conocer a algunos nombres de este interesante relevo generacional que funde la ética low-fi del mumblecore con los excesos de representación de ese cine gore que parecía haber caído en desgracia en las últimas décadas.

Quinto largometraje en solitario de Adam Wingard –que también firmó Autoerotic (2011) en colaboración con Joe Swanberg-, Tú eres el siguiente se hizo con los premios a la mejor película, director, guión y actriz en la edición de 2011 del Fantastic Fest de Austin (Texas). En ella, Ti West, el guionista Simon Barrett y Joe Swanberg, también figuras clave del mumblegore, participan como actores. Comedia negra que integra la tradicional mecánica del psychothriller en el infrecuente contexto de una cena familiar burguesa, Tú eres el siguiente logra un preciso equilibrio entre la brutal violencia física que sufren los personajes y la no menos inclemente violencia verbal que va liberando los secretos y mentiras de ese grupo humano contemplado con feroz mirada cínica. El cineasta rompe, así, con las inercias de una tradición del slasher que se acomodó a la rutina de aislar un puñado de personajes poco interesantes en una sucesión de funcionales escenas de transición, estratégicamente puntuadas por estallidos de brutalidad. En Tú eres el siguiente todo es interesante: no sólo la progresiva sustracción sangrienta del elenco, sino lo que ocurre de un golpe de efecto a otro.

Adam Wingard sabe acuñar imágenes de perturbadora poesía –uno de los asesinos, con máscara animal, sentado en el sofá junto a una de sus víctimas: casi una instalación de la Saatchi Gallery- y propone a un insólito personaje, lejos de la recurrente victimización femenina del género, en la figura de esa filóloga educada en las exigencias de la supervivencia. El resultado es una película tan sádica como brillante: Wingard levanta su campamento de guerrilla en el descampado que separa a dos películas que se estrenaron en 1972 -El discreto encanto de la burguesía y La última casa a la izquierda- y su película es por lo menos mejor que una de ellas.

TÚ ERES EL SIGUIENTE

Dirección: Adam Wingard.

Intérpretes: Sharni Vinson, Nicholas Tucci, Wendy Glenn, AJ Bowen, Ti West, Rob Moran, Barbara Crampton, Simon Barrett, Joe Swanberg.

Género: terror.

Estados Unidos, 2011.

Duración: 94 minutos.