Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HISTORIETAS

Tres siglos de tebeos españoles

El proyecto Tebeosfera cataloga 17.000 títulos de más de 15.000 autores

‘TBO’ llegó a tener, en 1954, una tirada de 300.000 ejemplares

Detalle de una portada de 'Pulgarcito', uno de los tebeos españoles más populares.
Detalle de una portada de 'Pulgarcito', uno de los tebeos españoles más populares.

La mayoría han estado perdidos en desvanes, arcones y cajas abandonadas durante años. El entusiasmo, la afición y el voluntariado han posibilitado que miles de tebeos salgan a la luz. El proyecto que Manuel Barrero (Milla de Tera, Zamora, 1967) inició de forma apasionada ha llevado a catalogar 17.000 títulos de tebeos españoles desde el siglo XIX hasta la actualidad. ¿Cómo es el tebeo de esa etapa de la historia? “Muy rica, sobre todo en la prensa donde la tira satírica resultaba muy interesante, pero para desgracia de este país es la peor conservada y en las hemerotecas no encuentras todo lo que se ha publicado. Por dejadez de un país como el nuestro, que no es capaz de cuidar muchos aspectos de su cultura, se ha perdido una parte de la historia gráfica de España”.

Vicente Blasco Ibáñez escribió guiones para este tipo de revistas

El proyecto Tebeosfera, según su director, Manuel Barrero, surgió en 2001 y los fines del mismo son “comprender, estudiar y divulgar el medio historieta, también conocido como cómic, en el que engloban al humor gráfico por el paralelismo que hay con el lenguaje usado en las viñetas satíricas, el mismo que se usa en los tebeos”. Actualmente cuentan con 93 socios y 180 personas, nacionales y extranjeros, que colaboran en este trabajo de recopilación. “Estudian el medio —la historieta— y sus productos —los tebeos— en toda su extensión: lenguaje verboicónico, la historia de la prensa, y el medio de expresión con cualidades artísticas o destacables dentro de lo que se llama arte”, puntualiza Barrero.

Tebeosfera se manifiesta en tres áreas: en la Red (www.tebeosfera.com) fundamentalmente; en actividades colectivas —ciclos, presentaciones y jornadas— y en productos impresos —catálogos, revistas y libros—. El primer catálogo impreso lo presentaron en el Salón del Cómic de Barcelona coincidiendo con su 30ª edición.

Portada de 'TBO', una tira cómica cuyo coste era de 10 céntimos. ampliar foto
Portada de 'TBO', una tira cómica cuyo coste era de 10 céntimos.

Una tesis doctoral, inacabada por el tiempo que dedica a su gran pasión, le llevó a dedicarse de lleno a esta amplia recopilación. “Cuando empezamos creíamos que los tebeos que se habrían publicado en España rondarían los 7.000, pero hasta el momento llevamos catalogadas 17.000 colecciones”. Los colaboradores, especifica Barrero, dedican “especial atención a realizar una aproximación académica en todas sus manifestaciones, desde la semiología, la narración, la historiografía y la sociología. Esto incluye el proyecto de catalogación de todas publicaciones con historietas, así como de la prensa infantil y la sátira españolas, algo jamás desarrollado en este país con seriedad”. En Tebeosfera se han elaborado 182.369 fichas con 394 conceptos. Se han localizado 15.801 autores y 17.003 colecciones.

Las imágenes que se exhiben en la página son una pequeña muestra de lo que hay recopilado en Tebeosfera. Una portada de The Monigoty, uno de los primeros tebeos españoles del siglo XIX. Otra de Le Pele-Mele, revista francesa publicada en España, en la que se inspiraría la cabecera TBO. Un ejemplar de Charlot, que ya era un genuino tebeo antes de que naciese TBO —donde escribía guiones el escritor, periodista y político Vicente Blasco Ibáñez—.

El Gordo y El Flaco participaron en la Guerra Civil

en ‘Pulgarcito’

Los colaboradores de este proyecto han rescatado un ejemplar de Dominguín, la primera revista española con historietas a todo color de 1916. Juanito ha sido otro de los grandes hallazgos de los investigadores, un pequeño tebeo que se editó antes que TBO. Barrero considera que “Pulgarcitono era un tebeo per se, era una revista infantil con historietas y textos, pero en el que ya se anunciaba El Corte Inglés”. Entre los “tesoros” que se encuentran en poder de este grupo figura una portada de TBO realizada por Opisso, un excelente dibujante de la época. Otra de Pocholo, tebeo editado en los años treinta. Pulgarcito, según Barrero, es “nuestra cabecera más interesante, en este caso con El Gordo y El Flaco [nombres en español con los que se conocía al dúo de cómicos Laurel & Hardy] participando en la Guerra Civil, que aún no había finalizado”. Aunque fundamentalmente las publicaciones iban dirigidas al público masculino, las niñas no se quedaron al margen y se publicó una colección que llevaba de título Mis chicas.

De la edad dorada de ese tipo de revistas de la década de los cuarenta se encuentra El Gran Chicos. Un almanaque de Pulgarcito, tebeo magnífico con portada del dibujante Cifré. Otro para niños de la editorial Augusta. Un almanaque de Pulgarcito, de los primeros editados, en el que se ve a Carpanta comiendo opíparamente. Un número de Clarín, tebeo propagandístico de Franco; Yumbo, uno de los mejores editados de los años cincuenta, de Ediciones Clíper. Y un almanaque humorístico de TBO, de 1954, en el momento en el que las tiradas de este tipo de revistas superaban los 300.000 ejemplares.

Más información