72ª feria del libro de madrid

Ocho respuestas sobre el futuro de la Feria y del libro

Protagonistas de la cita madrileña analizan el momento de la feria y del sector editorial

¿QUÉ HACE LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID PARA FOMENTAR LA LECTURA Y GARANTIZAR NUEVOS LECTORES?

Teodoro Sacristán, director de la Feria:

Como experiencia exitosa de animación a la lectura entre jóvenes merece la pena destacarse el ciclo "Encuentro con científicos" (séptima edición). Los chicos asistentes atraviesan esa delicada etapa en que su afición a la lectura se ve desplazada por mil otros intereses. El contacto con científicos de primera línea les supone tal estímulo a su curiosidad que la fórmula se está revelando muy fructífera para desarrollar en ellos la afición a la lectura de textos de divulgación científica. El tránsito entre la lectura infantil y la lectura adulta se realiza así con naturalidad y con placer, y además espero que esto también contribuya a generar nuevas vocaciones científicas.

¿QUÉ SIGNIFICA LA FERIA DEL LIBRO PARA LAS LIBRERÍAS?

Rodrigo Rivero, librería Lé y del comité organizador:

Para las librerías la Feria es una gran oportunidad para dar a conocer el trabajo que desarrollamos durante el año, en un expositor inmejorable como es el PARQUE DEL RETIRO. Queremos sacar las librerías fuera de nuestro espacio habitual y desde el retiro dar a conocer el abanico de posibilidades que ofrecen las librerías de la Comunidad de Madrid.

Desde las librerías vamos a dar a conocer y acercar a mas de 500 autores a su público, prácticamente todos los autores van a estar presentes en este evento y que sepan que muchas librerías realizan, durante todo el año estos encuentros, desarrollo de clubs de lecturas, exposiciones, presentaciones,etc… y vamos a desarrollar infinidad de actividades infantiles, para el lector del mañana más allá del soporte de lectura que se elija.

También vamos a presentar y proponer medidas de modernización globales para el gremio del libro.

Creo que debemos ver la Feria, aparte de con mucho cariño, como un gran escaparate, no sólo de libros sino de nuestras librerías, de altavoz de la infinidad de actividades que hacemos para los lectores durante todo el año.

¿QUÉ ES LA FERIA DE MADRID?

Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España:

La Feria del Libro del Retiro de Madrid es un paradigma perfecto de lo que son las ferias del libro en España. Un lugar:

a) de encuentro de los lectores con la totalidad del mundo editorial (autores, editores, libreros…)

b) una llamada de atención a los medios de comunicación sobre la importancia del libro y la lectura

c) significa una dinamización del comercio del libro estrictamente necesaria, donde la situación de crisis económica y financiera que vivimos por el desplome del consumo y el pésimo funcionamiento del sistema financiero es el gran responsable de la crisis.

¿QUÉ ESPERAN COMO AUTORES Y LECTORES DE LA FERIA EN ESTOS MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE?

César Antonio Molina, director de la Casa del Lector de Madrid y escritor:

Durante años, la industria estuvo empeñada en vender cuanto más mejor en las ferias que realizaban por toda la geografía nacional e internacional. Y no digo yo que no sea importante aunque creo que ahora, con los tiempos que vivimos, tenemos que centrar nuestros esfuerzos en crear nuevos lectores. Lectores que compren y lean libros. Y en crear en ellos la necesidad de leer ya que, sólo así, se convertirán en consumidores de libros que acabarán comprando.”

Luisgé Martín, autor de La misma ciudad:

Me gustaría que la Feria del Libro de 2013 fuera un punto de inflexión en la crisis del sector editorial español, que al menos se detuviera la sangría de ventas y se demostrara que se ha tocado ya suelo. No creo que leyendo más libros ahora se vaya a solucionar la crisis general de España, pero creo que la única forma de que una crisis así no vuelva a repetirse en el futuro es haciendo un país más culto. Sería un síntoma más que esperanzador saber que los libros empiezan a contaminar a la gente y que se buscan los remedios en el lugar adecuado, aunque sean remedio a medio plazo. Es necesario que España deje de ser un país con los índices de lectura, de asistencia a cines y teatros o de compra de periódicos casi más bajos de su entorno para poder confiar en lo que vendrá. Y la Feria del Libro es el mejor escenario para escenificarlo. En lo personal, siendo egoísta, me gustaría que los dos libros que acabo de publicar este año, La misma ciudad, en Anagrama, y Donde el silencio, en Imagine Ediciones, tuvieran buena acogida y muchos lectores.

¿CÓMO AFRONTA EL SECTOR EDITORIAL LA CRISIS Y LA REINVENCIÓN DEL SECTOR?

Valeria Ciompi, directora editorial de Alianza:

No hay fórmulas frente a la crisis, pero sí una actitud que puede resumirse en “entusiasmo, prudencia y algunas certezas”. Sin entusiasmo no hay edición, el editor como mediador entre el autor, el librero y los lectores cree en sus libros.

La prudencia necesaria indica que más que nunca cada libro requiere ser llevado de la mano hasta llegar a su lector. Para ello es necesario convocar a todos los actores del mundo de la edición, desde el autor y el agente, hasta los libreros, los medios de comunicación y los integrantes de la activa comunidad virtual. La feria es, sin duda, el mejor escaparate para propiciar ese encuentro entre el libro y su lector. La falta de visibilidad convierte a tantos buenos libros en “no-natos”.

La certeza de que hoy más que nunca no podemos prescindir de la lectura. Es posible que no conozcamos las respuestas, pero los libros nos ayudan a formular las preguntas correctas, a sostener un estado de consciencia frente al adocenamiento y uniformidad de los discursos que nos afectan. Y a ser los protagonistas de los avances tecnológicos, no sus cobayas. Y también siguen siendo la fuente más directa –y económica- de distracción y consuelo y trampolín hacia mundos soñados. Recuperar el valor social de la lectura, enfrentarnos confiados incluso a aquello que nos puede parecer, de entrada, difícil o ajeno. Prepararnos para disfrutar y enriquecernos con lo que Alberto Manguel ha venido a llamar la “laboriosa felicidad de la lectura”. ¡Feliz Feria! ¡Felices libros!

Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma:

 Medidas de un editor independiente contra la crisis:

1- Necesitamos, urge, que las diferentes voces del sector del libro en España y las distintas administraciones públicas aborden un plan estratégico nacional para fortalecer nuestra red delibrerías independientes, como tejido cultural insustituible.

2- Hay que fortalecer medidas que fomente la exportación y la visibilidad de la industria del libro fuera de España. Estas medidas deben surgir desde el sendo del propio sector editorial y de las políticas económicas de los ministerios competentes.

3- Precisamos de un marco de actuación asociativo y convergente de la edición independiente española, como sucede en realidades editoriales de otros países.

POR QUÉ DEDICAMOS LO MEJOR DE LA VIDA A ALGO QUE NADIE NO HA PEDIDO: LA VOCACIÓN LITERARIA

Javier Gomá, resumen de la conferencia inaugural de la feria:

La vocación se compone de dos momentos: la visión y la misión.

La experiencia del mundo es caótica y fragmentaria, como un puzzle de mil piezas de las que sólo estuvieran colocadas, de modo desordenado, una pequeña parte. La persona con vocación tiene la visión del dibujo entero del puzzle, porque completa con la imaginación los huecos de las piezas sin colocar.

El artista siente la necesidad de producir (poiesis) un objeto que preste a ese dibujo entrevisto una consistencia y una coherencia de las que de momento carece, poniendo a disposición de sí mismo y de los demás de forma perdurable esa visión significativa y totalizadora del mundo, la cual sin ese objeto se perdería irremisiblemente porque sería arrastrada por el fluir de la vida, como todas las cosas humanas.

Llega el segundo momento: la misión, que puede llegar a ser extremadamente absorbente, tiránica y rapiñadora para su poseedor. En este sentido, la vocación constituye una anomalía vital y un empobrecimiento: la activación de todas las facultades, capacidades y potencias humanas en una sola –una sola- de las muchas posibilidades que ofrece la exuberancia de la vida. A cambio, una inmensa concentración de energías en esa única dirección.

Cuando la persona con vocación elige como objeto de fijación y permanencia un lienzo, es un pintor; cuando prefiere un pentagrama, un músico; cuando se inclina por producir un texto, la vocación es entonces literaria.

La filosofía es sólo una especie dentro del género literario. La visión primigenia suscita una especial emoción abstracta: si el artista recrea dicha emoción –mediante himnos, mediante elegías-, es un poeta; si en lugar de recrearla, trata de definirla, es un filósofo. El filósofo es, pues, aquella persona con vocación literaria que se especializa en el trabajo de traducir el eros hacia el mundo en concepto.

En la conferencia contaré sumariamente el origen de mi propia visión primitiva (que nació del enamoramiento de la Grecia Arcaica) y todo el largo camino que hube de recorrer para cumplir la misión consiguiente. Persona con vocación absoluta y temprana pero de maduración tardía, mi mayoría de edad fueron veinte años de ansiedad en busca de una forma.

Estos aspectos más personales estarán reservados a la conversación con Manuel Borrás, editor de Pre-Textos, sello que publicó mi primer libro, Imitación y experiencia (2003), y que obró en mí la transformación de juntapalabras privado en autor de obra publicada, iniciándose así mi carrera literaria.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50