Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Chris Kelly, la mitad de Kris Kross

Iconos del rap adolescente, triunfaron con su éxito 'Jump'

Chris Kelly durante una actuación el pasado mes de febrero.
Chris Kelly durante una actuación el pasado mes de febrero. AP

En 1991 un cazatalentos se encontró con Chris Kelly (Atlanta, 1978), una joven promesa del rap de 13 años, actuando junto a un amigo en un centro comercial. Un año después, el dúo, conocido como Kris Kross, era célebre mundialmente por la canción Jump y aparecía en un videoclip junto a Michael Jackson y Michael Jordan. El cantante, conocido en el dúo como Mac Daddy, falleció el miércoles por causas que se desconocen en su ciudad natal tras ser encontrado inconsciente en su casa.

Quien topó con ellos en esa actuación improvisada y quien les ayudó a acceder a la fama casi de inmediato fue el joven productor Jermaine Dupri, que también descubrió a Destiny’s Child y colaboró posteriormente con artistas de hip hop y R&B como Mariah Carey, Usher o Lil Wayne. Él fue el encargado de introducir al dúo en su propio sello, So So Def, por entonces subsidiario de Columbia. En esa casa publicaron en 1992 su álbum de debut, Totally crossed out, que despachó más de cuatro millones de copias gracias al éxito cosechado por su single Jump. De la noche a la mañana, todavía adolescentes, Chris Kelly y Chris Smith, la otra mitad del dúo, se convirtieron en estrellas.

En los años en que triunfaba el gangsta rap, controvertido subgénero que reflejaba un estilo de vida muchas veces violento, el productor Jermaine Dupri se inventó un dúo de rap adolescente, más inofensivo y fácilmente asimilable por los oyentes más jóvenes. Tal y como cantaba en el mayor éxito de su carrera, Jump, Chris Kelly decía ser “un tipo amoroso y abrazable”. Otras canciones de su primer álbum, como I missed the bus, hablaban de llegar tarde a la escuela y ser reprendido por el profesor de turno.

Tras vender millones de copias de su debut y permanecer su canción más conocida dos meses en el número uno de las listas estadounidenses, Kris Kross contaban con su propio videojuego y se embarcaron con Michael Jackson en su gira europea de 1992.

En sus apariciones, el dúo destacaba por su indumentaria, imitada por miles de adolescentes estadounidenses. Según el comunicado conjunto de la compañía y de su madre, “para millones de fans, él era la mitad de Kris Kross que creaba tendencia con sus pantalones al revés, pero para nosotros era solo Chris, el amable, el generoso y el alma de la fiesta”.

Para su segundo disco, Da Bomb, publicado en 1993, intentaron endurecer su música y su actitud, algo más alejada de la etiqueta de rap para colegiales con la que nacieron. Este proceso se acentuaría en el disco de 1996 Young, rich and dangerous. Pese a publicar sencillos de cierto éxito como Alright o Tonite’s tha night, Kris Kross no alcanzaron las cifras de ventas de su primer disco y tras su tercer obra se separan.

Tras la ruptura poco más se supo de Chris Kelly. Hasta febrero de este año, cuando el dúo volvió a reunirse para actuar en la fiesta del vigésimo aniversario de la discográfica que les llevó al éxito cuando eran solo unos adolescentes.