Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Olivier coronan a Helen Mirren

La actriz recibe el galardón más prestigioso del teatro británico por una nueva interpretación de Isabel II

Aunque durante muchos años Helen Mirren se declaró una republicana convencida, ha sido precisamente el papel de Isabel II el que mayores réditos sigue reportando a su carrera. La actriz británica, de 67 años, acaba de recibir el premio Olivier, el más prestigioso del teatro británico, gracias a su interpretación de Isabel II sobre las tablas en la obra La Audiencia, que ya le reportó el Oscar hacer siete años gracias a la película La reina.

Mirren se ha convertido en la gran protagonista de la entrega de los galardones, a la espera de la proclamación de la mejor obra del año que, a tenor de todas las quinielas y los premios acumulados a lo largo de la larga velada, recaería en El curioso incidente del perro a medianoche. Dirigida por Marianne Elliot, quien acaba de recoger su Olivier sobre el estrado, esta pieza tiene como protagonista a un adolescente que padece el síndrome de Asperger. El personaje ha sido encarnado en escena por el joven actor Luke Treadaway, también receptor del Olivier al imponerse sobre pesos pesados de la escena como James McAvoy o Rupert Everett. La obra, una adaptación de la novela de Mark Hadddon, ha recibido por el momento seis galardones, incluido el de actriz de reparto.

La reina ganó un Bafta (el Oscar del cine británico en reconocmiento a su apoyo a las artes) y ahora ya tiene el Olivier, seguro que está entusiasmada”, ha bromeado Mirren al recibir la estatuilla entregada por Daniel Radcliffe, el actor protagonista de la saga fílmica de Harry Potter. La victoria de la actriz estaba cantada a raíz de las excelentes criticas que recibió tras el estreno de La Audiencia, donde interpreta a la monarca británica a lo largo de seis décadas, desde la joven que accede al trono tras la muerte prematura de su padre hasta la soberana octogenaria que conocemos hoy.

La producción se centra en las audiencias semanales que la reina ha venido celebrando con los sucesivos primeros ministros, encarnados todos ellos por un reparto muy sólido y entre el que destaca Richard McCabe en el papel de Harold Wiilson, compensado esta noche con otro Bafta. La votación del público sobre el mejor espectáculo teatral del año ha recaído en el musical Billy Elliot, y el premio a la mejor reposición se lo ha llevado la enésima puesta en escena de Largo viaje hacia la Noche, del Nobel Eugene O´Neill.

Los premios Olivier, que en su presente edición han suscitado controversia por incorporar al jurado a empresarios y productores teatrales, serán retransmitidos por la televisión británica y en diferido después de diez años. Sus promotores esperan que ello contribuya a revitalizar la asistencia al teatro, aunque en el caso de La Audiencia y de su actriz protagonista no será necesario porque el cartel de no hay entradas fue colgado casi en el momento mismo de su estreno. Helen Mirren arrasa también sobre las tablas.