Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA de 'blue valentine'

Esa cosa llamada amor

Este drama llega acaso demasiado tarde a las pantallas españolas, aunque nunca es tarde si hablamos de películas tan anómalas y arriesgadas

Michelle Williams y Ryan Gosling, en 'Blue Valentine'. pulsa en la foto
Michelle Williams y Ryan Gosling, en 'Blue Valentine'.

“En proporción muy pocas historias te cuentan qué pasa cuando llevas más de diez años comiendo perdices”, escribe Álex Rigola en el programa de mano de su precisa síntesis dramatúrgica de Maridos y mujeres, la película de Woody Allen que ahondaba en los autoengaños y la desintegración del amor poco antes de que la vida privada del cineasta diera un giro inesperado. Al cine siempre le ha resultado más rentable narrar la construcción del amor que su disolución. Blue Valentine, de Derek Cianfrance, que llega acaso demasiado tarde a las pantallas españolas —aunque nunca es tarde si hablamos de películas tan anómalas y arriesgadas como esta—, pertenece, pues, a esta extraña familia: su relato transcurre en dos tiempos que el montaje paralelo convierte en haz y envés de la misma moneda romántica. El enamoramiento de una joven pareja puntuando la crónica de la larga noche en un grimoso motel de citas que extenderá el acta de defunción a la relación.

BLUE VALENTINE

Dirección: Derek Cianfrance.

Intérpretes: Ryan Gosling, Michelle Williams, Faith Wladyka, John Doman, Mike Vogel, Marshall Johnson, Jen Jones.

Género: drama. Estados Unidos, 2010.

Duración: 112 minutos.

Alumno del cineasta experimental Stan Brakhage en Colorado, Cianfrance ha tenido una carrera extraña: debutó a finales de los años noventa con un largo muy bien recibido por la crítica, inédito en nuestro país —Brother tied (1998)—, pero pronto consagró su carrera a los documentales de tema musical hasta que Blue Valentine le reconcilió con la ficción. Su último trabajo, The place beyond the pines, de nuevo con Ryan Gosling en cabeza de reparto, tiene previsto su —esta vez puntual— estreno español a finales de marzo. Por su juego con el tiempo y la erosión del sentimiento, Blue Valentine, con un Gosling y una Michelle Williams portentosos, podría ser pariente de Dos en la carretera (1967), de Stanley Donen, y de 5 x 2 (2004), de François Ozon.