El barítono Matthias Goerne canta a Mahler en el Teatro Real

El griego Teodor Currentzis dirigirá a la orquesta del coliseo en el segundo concierto de Las noches del Real

Dirigió como nadie los grandes títulos del repertorio operístico y estuvo al frente de orquestas como la de la Ópera de la Corte de Viena. Pero nunca compuso ninguna pieza del género. Pero para algunos, como el barítono Matthias Goerne o el director Teodor Currentzis, en realidad podría considerarse su Octava sinfonía como la gran ópera de Mahler. “Podría ser la mayor ópera germana de todos los tiempos, porque en realidad todo lo que hizo son piezas entre géneros ”, ha señalado el maestro griego durante la presentación del concierto sinfónico que se celebrará mañana viernes en el Teatro Real dedicado a Mahler. Las piezas elegidas para el segundo concierto de Las noches del Real son las canciones del ciclo Des Knaben Wundernhorn y la Sinfonía nº 1 en mayor, Titán.

Y quién sabe, quizá veamos pronto una octava convertida en ópera, porque el director de escena Peter Sellars, que se encontraba en la sala, ha tomado la palabra y ha dicho que algún día la harán, seguro. En cualquier caso, lo que podrá escucharse mañana (viernes 16) es a la orquesta del Real dirigida por Currentzis (debido a la huelga, explicó, se ha retrasado un día el concierto y han tenido menos tiempo de ensayos pero “está fantástica”), que ya se puso al frente de la formación con Iolanta/Perséphone el año pasado, y la voz de Matthias Goerne, reconocido como una de los mejores cantantes de lieder.

“Este es uno de los repertorios más estimulantes para un barítiono”, ha dicho el cantante. Para Currentzis, se trata de una pieza muy exigente, de mucho colores y poesía folk donde es fácil acabar haciendo algo naif o ñoño. Goerne le da la cercanía de las emociones de Mahler”.Así, por ejemplo, Currentzis ha explicado que en la partitura el compositor anotó momentos en que el cantante tenía que gritar. “Durante mucho tiempo, los cantantes han sido incapaces de hacerlo. Matthias sí lo hace. Le da un aire nuevo a Mahler lejos de la asfixia a la que se le ha sometido últimamente”. Nacido en Weimar, el barítono se formó en Leipzig, donde empezó su relación con los papeles operísticos con el compositor Hans Werner Henze, fallecido este año, como estudiante. Y precisamente, la última vez que Goerner pisó el Real en 2004 fue con un repertorio lírico de su compatriota.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50